Menú

Desolación en Unidos Podemos: adiós al sorpasso

Los de Pablo Iglesias vendieron la piel del oso antes de cazarlo.

153

En Unidos Podemos vendieron la piel del oso antes de cazarlo. Durante toda la campaña, los dirigentes del partido aseguraron que el sorpasso al PSOE era indiscutible, "tanto en votos como en escaños", pero este domingo por la noche, no pudieron lograrlo. Consiguieron 71 diputados y algo más de cinco millones de votos. La suma del partido morado e Izquierda Unida perdió, respecto al 20 de diciembre, más de un millón de votos.

Tras conocerse los resultados, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, compareció en el Teatro Goya de Madrid acompañado por el líder de IU, Alberto Garzón, y por los miembros de la dirección del partido morado. Desolados, con caras largas y rostro frustrado, reconocieron que los resultados de las elecciones no eran satisfactorios y no cumplían las expectativas que se habían marcado.

"Es el momento de reflexionar", aseguró Iglesias que no quiso entrar a valorar los motivos de su fracaso, ya que dijo, "hay que analizarlos en frío" a partir de este lunes. Aún así, descartó que algún miembro de su cúpula esté pensando en dimitir en estos momentos: "Cuando uno ejerce una responsabilidad política, hay que tirar del carro", sentenció.

Íñigo Errejón también admitió que "no son unos buenos resultados, ni para la coalición ni para España", y reconoció que tampoco era lo que esperaban. Cabe destacar que el número dos de Podemos no era, en un principio, partidario de la unión con los de Alberto Garzón. Una coalición que ya se cuestiona dado que no ha multiplicado, como ellos pretendían, ni siquiera ha sumado, ha restado.

Y tras la decepción producida por este resultado en el Teatro Goya, los dirigentes de Podemos se trasladaron a la Plaza del Reina Sofía, donde pretendían celebrar su fiesta electoral. Pablo Iglesias, en un intento de levantar el ánimo de sus seguidores, aseguraba que "aquí estamos, llamando a las puertas del cielo, no nacimos para resistir, nacimos para ganar, nacimos para vencer" y terminaba su discurso con unas palabras de Ché Guevara: "Hasta la victoria, siempre".

Una unión fracasada

Ahora, tras la noche electoral, es el turno de la reflexión en Podemos, pero así las cosas, lo que queda claro es que su unión con Izquierda Unida se puede calificar de fracaso. Mas aún si se compara con los datos que ofrecían desde el partido morado durante la campaña. Aseguraban que iban a quedar por encima de 90 y el PSOE por debajo de 80, pero no ha sido así.

Andalucía, Cataluña, la Comunidad Valenciana, Baleares, Madrid y País Vasco eran las comunidades donde tenían grandes esperanzas los de Podemos, pero los resultados se han mantenido prácticamente iguales a los del pasado 20 de diciembre. Tan sólo han conseguido un diputado más en el País Vasco, donde han logrado superar al PNV, y otro en Andalucía. Se trata del cabeza de lista por Jaén, el jornalero y líder del SAT, Diego Cañamero.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios