Menú

Sánchez no descarta presentarse: "Cuando llegue ese río, cruzaremos ese puente"

Sin acuerdo ni acercamiento siquiera en las formas. Los líderes de PP y PSOE dan por frustrada la investidura. 

0

A las 13:11 minutos se han quedado solos en la antesala del comedor de la cuarta planta del Congreso y a las 13:32 los servicios de prensa de la cámara informaban de que "ha terminado la reunión". Un intento de entendimiento que el candidato a la investidura, Mariano Rajoy, y el líder del PSOE, Pedro Sánchez, han liquidado en apenas veinte minutos y que sólo ha servido para constatar el imposible acercamiento de posturas y la inamovible negativa del secretario general del PSOE a abstenerse en la investidura de un Gobierno del PP.

Tras la reunión de su Ejecutiva en Ferraz que ha ratificado la decisión con la que Pedro Sánchez acudirá este martes al Congreso de los Diputados, el líder del PSOE ha obviado el acuerdo entre PP y Ciudadanos en el que se incluyen 100 medidas que ya acordaron PSOE y Ciudadanos en la anterior investidura fallida.

Según fuentes socialistas, el motivo es que "no se tocan las principales materias de empobrecimiento de la clase media como la reforma laboral, las pensiones o el ingreso mínimo vital". Y este ha sido el mensaje que, en privado, le ha transmitido Pedro Sánchez a Mariano Rajoy y el que públicamente esgrimió en rueda de prensa en el Congreso: "Hoy tenemos más razones para votar no a la investidura de Mariano Rajoy", dijo Sánchez en referencia a un pacto con Ciudadanos que, a su juicio, "es un acuerdo de Gobierno continuista y conservador".

"Cruzaremos ese río"

Aunque lo más relevante de la rueda de prensa de Sánchez han sido sus evasivas al ser preguntado por su intención de intentar una nueva investidura una vez que se produzca "este fracaso anunciado de Rajoy". Tras esquivar dos preguntas de los periodistas con un "el PSOE estará en la solución", Sánchez ha respondido a la pregunta de Libertad Digital diciendo que "cuando llegue ese río, cruzaremos ese puente".

Sin descartar su voluntad oculta, el líder socialista sólo se comprometió a "no engañar y a decir a los españoles los pasos que va a dar el PSOE. En la vida política hay que plantearse todos los escenarios".

Aunque acto seguido ha querido poner en valor que "el PSOE cumple con la palabra dada" porque "dice antes y después de las elecciones lo mismo que es nuestra intención de cambiar al Gobierno de Rajoy".

Indignación de Rajoy

Acto seguido ha comparecido el candidato a la investidura, Mariano Rajoy, focalizando en el PSOE toda la responsabilidad del bloqueo a su posible Gobierno. Resignado, ha afirmado que le siguen faltando seis votos, pero que ha conseguido 170 gracias al pacto con Ciudadanos y CC porque "hemos trabajado, hemos cumplido pues con nuestra responsabilidad" a diferencia de un PSOE a quien le ha hecho la siguiente petición: "De otros, a mí solo me queda esperar que lo hagan. No es una situación normal, es una situación excepcional y abstenerse no supone apoyar sino permitir algo tan razonable como que en España haya un Gobierno".

Rajoy recordó que su posición tras las elecciones fue que "lo único sensato, o lo que me parecía mas sensato, era una coalición de tres partidos. Si el PSOE no quiere esa coalición, creo que al menos debería desbloquear esta situación y permitir que el partido que tuvo mas votos pueda gobernar. Porque esta situación no se puede mantener mucho más tiempo".

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot