Menú

Susana Díaz, acorralada por las críticas a la sanidad pública andaluza

La presidenta andaluza está acorralada por la oposición, los sindicatos y la ciudadanía, que se ha echado a la calle. 

La presidenta andaluza está acorralada por la oposición, los sindicatos y la ciudadanía, que se ha echado a la calle. 
Susana Díaz | EFE

A Susana Díaz se le ha enconado la espina de una sanidad deficiente que ella trata de presentar ante los andaluces y los españoles como un dechado de perfecciones. Pero que este jueves, en el Parlamento andaluz, Teresa Rodríguez, la cabeza visible de Podemos en Andalucía, le espetara que hasta el PP la pasa por la izquierda en sanidad, la puso enferma del todo.

Se sabía desde hace tiempo que Andalucía está a la cola de España en número de camas por habitante y que hereda, año tras año, problemas del pasado que el PSOE ha sido incapaz de resolver. Uno de ellos, la contratación irregular y eventual que fue denunciada ya por la Cámara de Cuentas en 1989 que encontró ese año nada menos que 65.000 millones de las viejas pesetas sin justificar.

Ahora la situación ha comenzado a transformarse en una insumisión ciudadana y en el crecimiento de la sanidad privada en Andalucía. Ya van dos manifestaciones con más de 50.000 asistentes en Granada y parece que en Huelva, y en este caso apoyada por los Tribunales, se sigue el mismo camino y por los mismos motivos: no se quieren dos hospitales en uno sino dos hospitales completos. Por si fuera poco, 100.000 ciudadanos andaluces han abrazado la sanidad privada en los últimos tiempos, según informó este jueves el PP andaluz.

El debate celebrado en el Parlamento andaluz pone de manifiesto lo que ya se barruntaba: que a Susana Díaz la sanidad andaluza la pone enferma, aunque la considera la "joya de la corona" de los logros socialistas desde 1986. Juan Manuel Moreno, el presidente del PP andaluz, le pidió explicaciones a "Susanidad" o "Susanísima" que así la están motejando, por el deterioro de la sanidad andaluza.

Varios hechos confirman que la sanidad andaluza carece de buena salud. Desde el año 2012, en plena crisis económica, cien mil andaluces se han pasado a la sanidad privada a través de compañías de seguros, cansados de listas de espera interminables y de reclamar pruebas diagnósticas que tienen meses y meses de retraso.

Desde que Susana Díaz es presidenta de la Junta de Andalucía, el SAS ha aumentado los conciertos con los centros privados en un 13%, llegando en la actualidad hasta los 500 millones de euros.

Las denuncias en las plataformas puestas en marcha por el PP andaluz han comprobado el cierre de plantas enteras en hospitales de Almería, Huelva y Sevilla; los problemas de higiene en los hospitales de Huelva con la aparición de brotes de sarna o un centenar de plazas vacantes en Enfermería en el Virgen del Rocío de Sevilla.

Además, Moreno le recordó a Díaz que Andalucía es la comunidad con menos cobertura de cribado de cáncer de colon a pesar de que es la principal causa de mortalidad en los hombres con cáncer, ya que sólo llega al 1% de la población; que sólo dispone de cinco unidades de ictus cuando se necesitarían 16 por el volumen de población; y que las mujeres que han sufrido cáncer de mama tenían que esperar hasta cinco años para una reconstrucción.

Susana Díaz reacciona atacando

Díaz acusa al PP de tener "oscuras intenciones" y dice que el líder del PP favorece la privatización de la sanidad y trabaja "para que otros se llenen los bolsillos" porque se trata de mucho dinero al año.

"No voy a dejar de trabajar hasta que desnude el objetivo que tiene usted en el ataque a la sanidad pública, porque no es confesable y la gente lo sabe perfectamente. Usted está preocupado por la cuenta de resultados de las grandes compañías farmacéuticas", afirmó.

En su defensa, Susana Díaz repitió que uno de cada tres euros del presupuesto se destina a gasto sanitario y que cada año en Andalucía tienen lugar 75 millones de actos médicos pagados con fondos públicos. En total, 9.400 millones de euros se destinan a estas partidas del total del gasto público anual de la Junta.

Por una vez admitió un error, la fusión hospitalaria en Granada, por los que ayer volvió a pedir perdón en el Parlamento. La fusión hospitalaria de Huelva no fue considerada un error, es más, la Junta se ha empecinado en ella.

Pero lo que resultó un dolor insoportable para la lideresa socialista fue la frase de su oponente habitual en estos debates, Teresa Rodríguez, la por ahora lideresa de Podemos: "Hasta el PP la va a pasar a usted por la izquierda en materia de Sanidad, que tiene tela".

Las dos últimas denuncias fueron de los sindicatos

Recientemente, el Sindicato Andaluz de Enfermeros, el SATSE, la Plataforma de Atención Temprana y el Sindicato Médico denunciaron el "amaño" de unas contrataciones favoreciendo el enchufismo mediante una convocatoria realizada a medida.

El mecanismo fue el siguiente: la Junta quería cubrir 22 plazas de profesionales de las nuevas unidades de atención temprana, que atienden a menores con trastornos en el desarrollo de cero a seis años. Pero, para cubrirlas, el Gobierno andaluz formó privilegiadamente a los candidatos de su gusto. Para ello, organizó un curso de formación específica en atención temprana un mes antes de que el SAS pusiera en marcha la convocatoria de plazas de personal eventual -11 psicólogos y 11 pediatras- que favorecía la selección de estos elegidos.

La adjudicación de las plazas se hizo efectiva el pasado viernes y el SAS "obvia la bolsa de empleo para convocar un proceso selectivo de dudosa legalidad e inédito hasta la fecha en la sanidad pública andaluza, para adjudicar contratos temporales".

Por su parte, a principios de octubre, Comisiones Obreras denunció que la sanidad andaluza ha sufrido desde 2010 un recorte acumulado de 5.591 empleos y de unos 6.200 millones de euros en su financiación.

Para CCOO, los recortes acumulados en los últimos seis años "están teniendo secuelas severas" en la sanidad pública andaluza, con una "importante" reducción de camas y la "destrucción" de empleo que se traducen en "una caída en la satisfacción de los usuarios".

Andalucía es la segunda comunidad autónoma, tras Cataluña, donde más se ha recortado el presupuesto sanitario desde 2010. La comparación de la cifra de empleo sanitario en enero de 2016 con la de enero de 2012 muestra una pérdida 17.856 puestos de trabajo en España, "de los que el 31,11 por ciento se eliminan en Andalucía", con 5.556 empleos menos.

CCOO también destaca que en diciembre de 2014 había 519 camas en funcionamiento menos que en 2010, una reducción del 3,61 por ciento, y que Andalucía también está por debajo de la media estatal respecto al número de camas en funcionamiento por mil habitantes "e incrementa esa diferencia negativa año a año".

El gasto sanitario de las familias andaluzas ha registrado un incremento del 33 por ciento y ha alcanzado los 350,65 euros en 2014.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Cesta de navidad