Menú

El mensaje de despedida a Rita Barberá que corre por las redes

Un mensaje que se ha hecho viral y que circula por la red recoge el sentimiento de muchos valencianos tras la muerte de Rita Barberá.

Un mensaje que se ha hecho viral y que circula por la red recoge el sentimiento de muchos valencianos tras la muerte de Rita Barberá.
rita Barberá en su reciente declaración ante el Supremo | EFE

Por su interés reproducimos íntegramente el mensaje que muchos valencianos están compartiendo a través de whatsapp y de las redes sociales. Aunque se ha transmitido a través de miles de móviles sin firma, su autor, José Roberto Roca Torregrosa, se ha puesto en contacto con LD para precisar que él es quien lo ha escrito.

RITA BARBERÁ NOLLA HA MUERTO

No voy a hablar de la Rita que conocí y con la que jugué mucho de niño. Líder nata en todos los juegos, apuntando las maneras que luego demostró en sus veintitrés años de alcaldesa de Valencia. No, no quiero hablar de esos tiempos lejanos y de dulce recuerdo.

Hoy han matado a Rita. Llevaban años matándola, pero hoy se ha consumado. La ha matado la envidia, la ha matado el odio, la ha matado el rencor. En los veintitrés años que ha sido alcaldesa, Valencia ha crecido, se ha transformado de un poblachón mediterráneo en una luminosísima Ciudad, con ingentes obras realizadas, tampoco voy a enumerarlas, las conocéis todos, y eso no lo han perdonado los gerifaltes (no olvidemos que elegidos por nosotros, como a Rita), que han visto el despegue espectacular de una Ciudad incomparable.

Rita era, seguirá siendo, el alma máter de ésa Ciudad, la gestora, la animadora fallera, la que más saltaba en la "cridá", la del inefable y tierno "caloret". No puedo dejar de pensar que esa apabullante vitalidad ha sido destruída por un infarto, que ése fortísimo corazón ha sucumbido por una obstrucción coronaria… No me lo creo.

A Rita la ha matado el despego de los suyos, del partido que prácticamente fundó en Valencia, cuando Valencia llevaba años en poder de una izquierda miserable y mezquina que hacía bien poco por la Ciudad, Cap i Casal.

Rita consiguió la alcaldía para su partido, y recientemente fue abandonada, vilipendiada, desacreditada. A Rita la ha matado el ensañamiento de los medios, televisivos, radiofónicos, impresos y digitales. Nunca tantos inmisericordes buitres se pusieron de acuerdo para destruir hasta la misma muerte a un ser humano. Claro que ellos no lo son, son sólo carroñeros malnacidos al servicio de sus amos, y sus amos sabemos quiénes son: TODO el grupo Atresmedia, TODO el grupo Mediaset, COPE, Onda Cero, SER, Grupo Prisa, Vocento, TV española, RNE,…y tantos y tantos los que, por indicación o no del que fue su partido, y su vida, son cómplices morales, quizá más, de su temprana muerte.

Hipócritamente, hoy en el Congreso de los Diputados, se ha guardado un minuto de silencio por Rita. Haciendo gala a su indecencia personal y política, los máncer de Podemos han abandonado el hemiciclo. O quizá ha sido al revés, y tenemos una venda en los ojos, los diputados de Podemos no han querido participar en la farsa de guardar un minuto de silencio por la persona a la que durante semanas, meses, han difamado, calumniado, conminado a abandonar su escaño de Senadora. ¿Quiénes son los malnacidos? ¿los farsantes inicuos, o los que se han alejado del paripé montado?. Decididlo vosotros.

Ahora comenzarán en los diferentes medios los comentarios, las alabanzas incluso. Huyamos de ellos, son ratas sarnosas que sólo van al olor de la sangre. No perdamos el tiempo. Aprendamos, en fin, de lo que Rita hizo por España, por Valencia y por su partido, en la seguridad de que si lo hacemos así, nosotros también seremos atacados sin misericordia por las huestes sin alma que controlan el poder en todas sus variedades. Preparémonos para ser mártires seglares de la verdad, denunciemos la basura que nos rodea, y seremos perseguidos hasta la muerte.

Adiós y hasta pronto Rita, ya no podrás jugar en Jávea con tus sobrinas, son ya mayores, pero el recuerdo de tu trabajo, y de tu cariño permanecerá siempre en nuestros corazones.

Requiescat in pace, Rita.

En España

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot