Menú

El Mando de Operaciones Especiales ya cuenta con el minidron PD-100 Black Hornet

El aparato cabe en la palma de la mano. Ha sido utilizado en combate por militares británicos en Afganistán.

0
El Mando de Operaciones Especiales ya cuenta con el minidron PD-100 Black Hornet
Imgen de promoción del PD-100 Black Hornet. | Proxdynamics

Mide apenas 10 centímetros de largo por 2,5 de altura, tiene una envergadura de 12 centímetros y apenas pesa 18 gramos incluyendo las cámaras que permiten tanto la grabación de imágenes en tiempo real como la toma de imágenes fijas a una distancia de un kilómetro. Así es el minidron PD-100 Black Hornet con el que ya cuentan los efectivos del Mando de Operaciones Especiales (MOE) del Ejército de Tierra para sus misiones.

La adquisición de este diminuto aparato que cabe en la palma de la mano ha sido confirmada a Libertad Digital por fuentes militares, que han especificado que no es posible facilitar datos sobre el número de unidades que han sido adquiridas por el Ejército de Tierra para sus Grupos de Operaciones Especiales (GOE) -conocidos popularmente como boinas verdes-, ni el precio de adquisición, ni en qué escenarios y cuándo han sido probados.

Este diminuto aparato tiene capacidad para alcanzar una velocidad de 18 km/h (5metros/segundo) y una autonomía de vuelo de 25 minutos, lo que le permite recorrer sin problemas distancias de hasta 3,2 kilómetros. Puede ser controlado por un operador a través de un sistema de control con pantalla que puede llevar fácilmente en la mano o prefijarle desde el control una ruta que realiza sin problemas gracias al sistema GPS que tiene integrado.

Puede ser utilizado para rastrear zonas del campo de batalla tanto en espacio abiertos como en entornos urbanos, aunque es en este último escenario donde se ven más claramente sus puntos fuertes, ya que permite localizar amenazas escondidas tras esquinas o paredes, o ubicadas en habitaciones contiguas o plantas inferiores/superiores sin exponer a los soldados.

El PD-100 Black Hornet está fabricado por la empresa noruega Proxdynamics y el primer operador fue el ejército de este país escandinavo. El primer país en ponerlo a prueba en combate fue el Ejército del Reino Unido, que comenzó a utilizarlo satisfactoriamente en Agfanistán en el año 2013 en diferentes misiones llevadas a cabo por sus equipos de operaciones especiales. El Ejército de Estados Unidos comenzó a probar el sistema para su adquisición en junio de 2015.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios