Menú

Novedades de la Operación Lezo: exculpan a Marhuenda y González recurre

El juez Eloy Velasco manda a la cárcel al exgerente del Canal de Isabel II en medio de la polémica actuación del fiscal jefe de Anticorrupción.

0
Novedades de la Operación Lezo: exculpan a Marhuenda y González recurre
Eloy Velasco, juez de la Operación Lezo | EFE

Siete líneas de investigación ocupan en este momento al juez de la Operación Lezo. Eloy Velasco ha ordenado prisión eludible con el pago de una fianza de 100.000 euros para Ildefonso de Miguel, decimocuarto detenido en menos de una semana. Se trata del gerente del Canal de Isabel II hasta 2009, considerado un estrecho colaborador de Ignacio González. Está relacionado con el cobro de comisiones en dos operaciones: la adjudicación del campo de golf de Chamberí, en Madrid centro, a favor de las empresas del hermano y el cuñado de González; y la construcción de los Teatros del Canal. Ha comparecido este mismo martes en la Audiencia Nacional.

Un encarcelado más y dos imputados menos. Eloy Velasco ha archivado la causa por coacciones a Cristina Cifuentes que mantenía abierta contra el presidente de La Razón, Mauricio Casals, y el director del diario Francisco Marhuenda. Después de tomar declaración a la presidenta de la Comunidad de Madrid y su equipo, entiende que, aunque se comprometieron a presionar para que nadie tirara de la manta con Edmundo Rodríguez Sobrino, directivo del periódico en prisión desde el viernes, "nunca se dirigieron con fines intimidatorios contra Cifuentes" ni su círculo cercano.

Por otra parte, Eloy Velasco es consciente de que los principales imputados conocían la existencia de una investigación en su contra. Habrían recibido un chivatazo de una "magistrada amiga de la casa", según se desprende de conversaciones intervenidas en el despacho de Ignacio González. Tal y como ha adelantado la Cadena SER, el primer instructor de la causa, Alejandro Abascal –que apoyó unos meses a Velasco– colocó micrófonos en el despacho del expresidente regional para evitar la ocultación de pruebas. Ignacio González, por ejemplo, disponía de un sistema de encriptación en su teléfono móvil. Así averiguó también traslados de fondos al extranjero.

Ignacio González permanece mientras en la cárcel de Soto del Real. Ha atendido este martes a los medios de comunicación su abogado. Esteban Mestre ha anunciado un recurso contra el ingreso en prisión de su cliente. Considera que se trata de una medida extrema que no está justificada en este particular, puesto que no concurren los requisitos de fuga, reiteración delictiva y/o destrucción de pruebas: "No se vive en condiciones de tranquilidad para preparar la defensa".

¿Fiscalía instrumentalizada?

El fiscal jefe de la Unidad Especial de Anticorrupción, Manuel Moix, en declaraciones a la SER, ha asegurado que no le constan filtraciones a González. En contra de las reclamaciones de la oposición, no dimitirá porque cree que le avala la petición de prisión incondicional para el expresidente de la Comunidad de Madrid.

Las palabras coinciden en fecha con la aparición de dos conversaciones de whatsapp. En una de ellas, Ignacio González comenta con el exministro investigado Eduardo Zaplana la posibilidad de que Moix acceda a la Fiscalía Anticorrupción: "Sería una noticia cojonuda porque es un hombre bueno", señala el expresidente madrileño. En la segunda, el propio González felicita a Rafael Catalá por su nombramiento como ministro de Justicia. El miembro del Gobierno de Mariano Rajoy le contesta: "Gracias Nacho. Un fuerte abrazo. Ojalá se acaben pronto los líos".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios