Menú

Sánchez se somete a Iglesias para llegar a La Moncloa como sea

Pedro Sánchez completa su podemización y ya se le pone cara de Alberto Garzón.

0
Pedro Sánchez completa su podemización y ya se le pone cara de Alberto Garzón.
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. | EFE

El Mundo dice que "Sánchez torpedea el tratado con Canadá y se alinea con Podemos". "Iglesias exigió al PSOE que retirara el apoyo al tratado de libre comercio entre la UE y el país norteamericano". Vamos, que se somete a la voz del amo. Ya sabemos quién manda aquí. Si es que se veía venir, Iglesias es mucho Iglesias para Pedro. Dice Rosell en su editorial que "Pedro Sánchez confirma así su giro a la izquierda", otro giro más del chico veleta. La decisión ha sido "a expensas de Podemos", que es quien da las órdenes. Además, Pablo también ha exigido a Pedro "no negociar el techo de gasto con el Gobierno para sentarse dialogar de cara a conformar una posible mayoría parlamentaria alternativa capaz de tumbar a Rajoy". "La propia aceptación de estas exigencias por parte de la nueva dirección socialista acredita su acercamiento a Podemos", cual perrito bien adiestrado. "El líder socialista se ha lanzado a buscar todos los atajos posibles para alcanzar La Moncloa". Elecciones a la vista.

El País lleva una entrevista con Macron, la nueva estrella política europea. "Deseo contener el auge de los extremismos y la demagogia". Suerte, y si lo consigue que nos diga cómo. "El PSOE rompe con sus aliados y rechaza el tratado con Canadá". Javier Ayuso está que trina y denuncia que la misma noche del congreso del PSOE "el núcleo más cercano a Sánchez empezó a afilar los cuchillos y a los principales barones socialistas se les puso cara de Íñigo Errejón. En los partidos políticos españoles, lamentablemente, la unidad solo se consigue a base de purgas". Y mira que "la semana pasada, en estas mismas páginas", le recomendamos a Sánchez que tenía que "integrar" a los críticos. Pues nada, oye, el nuevo jefe socialista no le hace ni puñetero caso a Cebrián y "la primera decisión del nuevo equipo ha sido arrasar en los órganos de dirección del partido". Y le atiza dos guantadas a Susana por su estado de alelamiento. "La principal sorpresa es que el grupo de los perdedores de las primarias haya bajado la cabeza y no haya planteado batalla alguna en el congreso, dejando que el nuevo aparado de Sánchez haga y deshaga a su antojo. Es como si los principales barones socialistas se hubieran quedado sin energía". Bueno, Susana la pobre está encerradita en San Telmo llora que te llora y algunos más avispados como Fernández Vara han corrido a refugiarse a la vera del ganador, no vaya a ser.

ABC dice que "la gran banca extranjera rechaza invertir en una hipotética Cataluña independiente". Hombre, lo raro sería ver a un banquero poniendo pasta en casos hipotéticos, creo que son de lo más pragmático, los tíos. Bieito Rubido celebra la buena nueva en su editorial. "La supervivencia económica de una hipotética república independiente catalana sería inviable (...) Nadie estaría dispuesto a invertir en una Cataluña independiente si no mediase antes un pacto tácito con el Gobierno español para una separación de común acuerdo Y como eso es impensable e ilegal, los bancos de inversión no jugarán a tirar el dinero a la basura. Sencillamente, una Cataluña independiente sería insostenible y se ahogaría en su propio charco de chantajes y absurdas ambiciones". Y me dirán ustedes que este rollo nos lo llevan soltando los periódicos desde, no sé, un montón de tiempo, pero es que ABC viene hoy muy soso, y esto es lo que hay.

La Razón dice que "el PSOE consuma su podemizacion y retira su apoyo al Tratado con Canadá" y "Sánchez se reunirá con Iglesias el martes para sacar al PP del Gobierno". Martín Prieto se encomienda a las Alturas: "Que Dios nos coja confesados si estos son los vientos del nuevo PSOE". Mejor que no le pille a Rajoy dormitando y convoque elecciones antes de que le convoquen una moción. Claro que con análisis como el de Abel Hernández lo llevamos claro. "Pedro Sánchez no dispone precisamente de la complacencia del presidente Rajoy. Y ni siquiera cuenta con el favor del grupo PRISA. En estas condiciones, su voluntariosa marcha hacia La Moncloa se antoja complicada". ¿Pero en qué país viven algunos? Rajoy y Cebrián, justo las dos figuras que más aprecian los españoles. A ver si estos señores bajan alguna vez a la calle. Que Rajoy y El País te odien suma votos, no resta, a ver si se enteran algunos que viven no sé si en las nubes o en sus chalets de la Moraleja.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD