Menú

Los siete fiscales que pueden sustituir a Moix en Anticorrupción

José Manuel Maza propondrá el nombramiento del candidato que más apoyos reciba en el Consejo Fiscal del 5 de julio.

0
Los siete fiscales que pueden sustituir a Moix en Anticorrupción
José Manuel Maza, fiscal general del Estado | EFE

Alejandro Luzón, Belén Suárez, Pedro Crespo, Jesús García Calderón, María Ángeles Montes, Teresa Gálvez y Antonio Romeral. Siete nombres y un único puesto al frente de la Fiscalía Anticorrupción. Han presentado su candidatura para asumir la jefatura que dejó vacante Manuel Moix, el último líder de este departamento especial del Ministerio Público que dimitió arrinconado entre las polémicas de servilismo al Gobierno y su sociedad offshore en Panamá.

El Consejo Fiscal decidirá el próximo 5 de julio. El órgano que representa a los 2.500 acusadores públicos en España, presidido por el fiscal general del Estado e integrado además por el teniente fiscal del Tribunal Supremo (Luis Navajas), el jefe de la inspección (Fausto Cartagena) y otros nueve fiscales promovidos por las asociaciones; se reunirá para analizar las candidaturas. Después, José Manuel Maza propondrá un nombre al Consejo de Ministros.

Como estipula el Estatuto Fiscal, los aspirantes cuentan con al menos 20 años de servicio en la carrera y han acompañado su candidatura con un plan de actuación. El Consejo Fiscal decidirá en base a esa hoja de ruta.

Alejandro Luzón Cánovas

El rumor sitúa a Alejandro Luzón como el claro favorito. Es actual teniente fiscal de la Secretaría General Técnica de la Fiscalía General del Estado. Y, sobre todo, es conocido como el fiscal del caso Bankia, las tarjetas black o Afinsa, porque siempre ha materializado su tesis acusatoria en condenas.

A 54 años, contará con el apoyo de José Manuel Maza, que prefirió a Manuel Moix en su primera designación. En aquella votación celebrada en febrero, Luzón consiguió el segundo puesto con cuatro apoyos. Su condición de no asociado y su amplia experiencia en distintos niveles del Ministerio Público le sitúan como el aspirante con uno de los perfiles más completos. Además, su nombramiento podría apaciguar ánimos en la Fiscalía y la oposición política.

Luzón ha participado en casos de enorme trascendencia. Acusó al Gobierno socialista de Felipe González de apropiarse durante una década de fondos reservados reclamando penas de 10 años y ocho meses y 7 años de prisión, respectivamente, para Corcuera y José Barrionuevo por malversación. Fue también el responsable de encarcelar al exdirector de la Guardia Civil Luis Roldán por malversación, cohecho, fraude y estafa. En uno de sus últimos servicios, logró una sentencia condenatoria para los acusados por las black.

María Belén Suárez Pantín

Encaja como el relevo natural. Belén Suárez es teniente fiscal de la Fiscalía Aticorrupción, es decir, la número dos. A los 58 años, el Consejo Fiscal la reeligió en este cargo imponiéndose a Luzón. Ha comprometido la mayor parte de su desempeño con los casos de corrupción vinculados en Marbella.

Suárez ha asumido las funciones de fiscal jefe de Anticorrupción desde que Moix presentó la dimisión. Posiblemente, su episodio más mediático ocurrió en el marco del caso Pujol. Participó junto con el juez José de la Mata en el interrogatorio a policías que han participado en la instrucción. Como habían aportado información en soportes informáticos de dudosa procedencia les solicitaron acreditación del origen. Al parecer, a la vista de que las respuestas se centraron en divagaciones, abroncó a gritos a los agentes.

Pedro Crespo Barquero

El actual jefe de Manuel Moix en la Fiscalía de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo. Es miembro de la Unión Progresistas de Fiscales -que cuenta con tres votos en el Consejo Fiscal- y goza de un gran prestigio en la carrera. Según fuentes consultadas por este periódico, su programa se basa en la implantación de un nuevo modelo procesal penal que deje la instrucción en manos de la Fiscalía, en el cual el juez instructor asuma el papel de juez de garantías, el reto principal de José Manuel Maza.

Licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de Madrid en 1986, estudió después en la Universidad de Nancy Derecho Comunitario Europeo y Derecho Privado Francés. Ejerció la abogacía en Madrid durante cuatro años e ingresó en la Carrera Fiscal en 1991, siendo destinado a Barcelona y Segovia, en ese orden. Además, ha pasado por la Fiscalía Especial para la Represión de los Delitos Económicos relacionados con la Corrupción en la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Madrid y asesoró a Cándido Conde Pumpido durante su etapa como fiscal general del Estado.

Será decisiva la posición que adopte la conservadora Asociación de Fiscales, con seis votos, que parece se inclinará por Alejandro Luzón.

María Ángeles Montes Álvaro

Nacida en Getxo (Vizcaya) en 1955, María Ángeles Montes compite en un perfil similar al de Crespo. Cuenta con una experiencia consumada en temas de terrorismo y ocupa desde octubre de 2015 un puesto en la Fiscalía del Tribunal Supremo, después de haber desempeñado gran parte de su carrera como fiscal en el País Vasco. Llegó al puesto a propuesta de su compañera de promoción y entonces fiscal general del Estado Consuelo Madrigal.

Una década como fiscal superior del País Vasco bajo las órdenes de Conde Pumpido hacen de ella una candidata sólida. Fue la máxima representante del Ministerio Fiscal durante buena parte de los años más duros de ETA. Apasionada de la arqueología y los puzzles, tal y como reconoció en una de sus pocas entrevistas destaca por su hermetismo con la prensa.

Jesús María García Calderón

Ingresó de forma precoz en el Ministerio Fiscal, a los 26 años. Su perfil es absolutamente rompedor: desde estudiante fue muy aficionado a la literatura y compaginó el Derecho con colaboraciones en revistas. Ha aderezado su trayectoria como poeta con premios por obras como "La Provincia".

Ha escrito un libro de prácticamente todas las ciudades en las que ha ejercido como fiscal. José Manuel Maza le apartó de la Fiscalía Superior de Andalucía, una decisión en la que los partidos de la oposición vieron un componente político. Aludieron a la llamada "purga de fiscales" porque la decisión se produjo después de que García Calderón investigara un contrato que firmó Sebastián Pérez, presidente provincial del PP de Granada.

Antonio Romeral Moraleda

Las fuentes consultadas encasillan a este fiscal de Anticorrupción de 57 años en una ideología conservadora. Basan esta afirmación, sobre todo, en una de sus decisiones en el marco del caso Gürtel. Concretamente en la pieza separada de los llamados Papeles de Bárcenas, que reflejaban supuestos sobresueldos en B a la cúpula del Partido Popular. Antonio Romeral se mostró contrario a la imputación de Álvarez Cascos y Ángel Acebes.

Teresa Gálvez

Otra fiscal de Anticorrupción, conocida porque ha supervisado la instrucción de la trama Púnica. Ha protagonizado uno de los momentos más tensos de los últimos tiempos en el Ministerio Público. En contra del mandato del FGE José Manuel Maza, promovió la imputación de Pedro Antonio Sánchez en la causa con el apoyo mayoritario de la carrera fiscal.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation