Menú

La propuesta de limitación de mandatos de Ciudadanos impediría a Rajoy volverse a presentar

Rivera niega que sea una “ley con apellido” pero su redactado apunta directamente al líder del PP.

0
La propuesta de limitación de mandatos de Ciudadanos impediría a Rajoy volverse a presentar
Mariano Rajoy y Albert Rivera, en una imagen de archivo. | EFE

La propuesta de Ciudadanos para reformar la ley de Gobierno, añadiendo una causa de inelegibilidad, está desde este lunes en el registro del Congreso de los Diputados, con un redactado que, de aprobarse, impediría a Mariano Rajoy concurrir de nuevo a las elecciones generales como candidato a la jefatura del Ejecutivo.

Finalmente, se trataría de limitar el inquilinato en La Moncloa a ocho años, independientemente del número de mandatos, con una sola salvedad: "El agotamiento del plazo durante el desempeño del cargo, no será causa de cese". Es decir: si por ejemplo Rajoy adelantase este año o el siguiente las elecciones, cumpliría esos ocho años como presidente (en diciembre de 2019) en el transcurso de su mandato, lo que no le obligaría a dejar el cargo.

Ha sido el propio Albert Rivera el encargado de presentar, tras la primera Ejecutiva de Ciudadanos después del verano, la propuesta, de la que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, dijo este fin de semana que "me suena bien esa música". "A mí también me suena bien, porque la partitura es nuestra", ha contestado el líder naranja, que aspira a contar con la formación morada y con el PSOE para llevar adelante su propuesta. Falta le hará, sin duda, pues las reticencias del PP puede que vayan en aumento los próximos días, pese a que se trata de uno de los compromisos adquiridos en el pacto de investidura.

¿Una ley con nombre y apellidos?

Preguntado por si se trataba de una normativa ad hoc, Rivera lanzaba un aviso: "Nos hemos asesorado jurídicamente, y nos han aconsejado, lógicamente, que no puedes hacer una ley con nombre y apellidos. Tú no puedes hacer una ley diciendo que el señor tal no se puede presentar a las elecciones, porque evidentemente, ni es nuestro objetivo ni será constitucional. Pero, dentro de eso, sí que es verdad que es aplicable y, por tanto nosotros lo que prevemos es que dure ocho años. Si alguien tiene que adelantar elecciones normalmente es por algún motivo. Si a alguien se le ocurre adelantar elecciones sólo pensado en su silla, supongo que los españoles también tomarán nota".

Hasta el último momento, el equipo jurídico naranja ha afinado la redacción de la propuesta, en la que se alude a la modificación del artículo 11 de esa ley de Gobierno realizada en 2015, cuando a los requisitos para ser presidente del Gobierno se añadieron aquellos de idoneidad previstos en la Ley del Alto Cargo, que contemplan la "honorabilidad, experiencia y formación" de quien aspire a llegar a La Moncloa.

Se trataría, argumenta la exposición de motivos de la reforma, de aumentar esas causas de inelegibilidad, eludiendo así una reforma constitucional: "Las mismas razones jurídicas que han servido para justificar la imposición de requisitos como, por ejemplo, los de idoneidad, son las que han de servir de justificación a la limitación de mandatos, con una diferencia substancial: las razones democráticas que sirven de fundamento a su establecimiento son cualitativa y cuantitativamente muy superiores".

No eternizarse como Pujol o Chaves

La filosofía de fondo de la medida, citando de nuevo esa exposición de motivos, es la de "impedir que una persona se pueda eternizar en el cargo, o durante prolongados periodos de tiempo, con el riesgo de incurrir en arbitrariedad e, incluso, autoritarismo" algo que para Rivera, que lleva once años al frente de su partido, no tiene por qué aplicarse en el seno de las formaciones políticas, máxime cuando, ha argumentado, "los militantes pueden cambiar los estatutos y hay primarias" algo que no ocurre, ha señalado, en el PP.

Además, el líder naranja ha puesto ejemplos concretos de la historia reciente de España para defender su medida: "Cuando uno llega a un Gobierno y tiene el BOE en sus manos, y tiene subvenciones en sus manos, y tiene mordidas a veces, de contratos públicos, en sus manos, acaba cayendo lamentablemente, en casos de corrupción y de clientelismo. Y no me lo estoy inventando yo. Ahí está el caso Pujol, veintitrés años, ahí está el caso Chaves en Andalucía, el señor matas, no me estoy inventando nada que no haya sucedido.

En el caso de la presidencia del Gobierno, en cambio, solo uno de los seis presidente democráticos, Felipe González, superó los ocho años en cargo, donde permaneció catorce distribuidos en cuatro legislaturas. Su sucesor, José María Aznar, como también ha recordado Rivera, se comprometió desde el principio a no permanecer más de ocho años.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios