Menú

Trump, ante Rajoy: "España es un gran país y debería seguir unido"

"No está en mi horizonte adelantar las elecciones", avisa Rajoy ante el bloqueo de los PGE. A su lado, Trump rechaza una posible ruptura de España. 

0

Mariano Rajoy logró de Donald Trump el mensaje de apoyo deseado. En la rosaleda de la Casa Blanca, tras un recibimiento al más alto nivel y un despacho de trabajo de poco más de una hora, el mandatario norteamericano defendió la unidad de España ante el golpe separatista del 1 de octubre. "Es un gran país y debería permanecer unido", zanjó. A su juicio, sería una "tontería" la ruptura. Su antecesor Barack Obama ya apeló a "una España fuerte y unida" tras reunirse con Felipe VI.

El equipo del presidente español respiró aliviado una vez concluyó la conferencia de prensa. Los asesores habían hecho su trabajo pero había cierto temor ante la posibilidad de que Trump pudiera cometer un desatino. Ciertamente, el presidente de Estados Unidos fue más allá de la respuesta habitual de su administración sobre Cataluña –"Es un asunto interno de España", suelen contestar– pero en Moncloa salieron relativamente satisfechos.

Trump se pronunció sobre Cataluña en dos ocasiones, siempre a preguntas de los periodistas españoles. Admitió que abordó largamente con Rajoy lo que está ocurriendo en el país y el mensaje principal que quiso lanzar fue de "unidad". "Creo que nadie sabe si ellos –los catalanes– van a tener un voto, creo que el presidente les dirá que no van a tener un voto, pero creo que la gente se va a oponer mucho a eso", fue su explicación ante el pulso separatista y los brotes de tensión en las calles.

Le repreguntaron sobre cuál cree que es la solución. "Yo estoy por una España unida y hablo como presidente de Estados Unidos, como alguien que tiene un gran respeto por vuestro presidente y, realmente, un gran respeto por vuestro país", contestó. A su juicio, y citó encuestas "precisas", los catalanes "aman a su país, aman a España". "Realmente creo que la gente de Cataluña se quedará en España, y creo que sería una tontería no hacerlo, estamos hablando de quedarse en un país verdaderamente grande, bonito e histórico", remató Trump, que destacó las buenas relaciones entre ambos países.

Rajoy, por su parte, mantuvo su discurso habitual sobre el 1 de octubre y descartó un posible adelanto electoral ante su imposibilidad de aprobar este viernes los Presupuestos Generales del Estado. "Estamos hablando con diversas fuerzas políticas y, por tanto, no creo que tengamos ningún problema en aprobarlos en un periodo de tiempo razonable", dijo. Él mismo dará un impulso a las negociaciones con el PNV, según las fuentes consultadas. En todo caso, sea cual sea el resultado,"no está en mi horizonte adelantar las elecciones".

Tras su paso por la Casa Blanca, el presidente vuelve a España y ya se quedará en Moncloa para seguir la evolución de los acontecimientos en Cataluña. Finalmente, canceló su viaje a Tallin, Estonia, para participar en una cumbre de jefes de Estado y de Gobierno y que le habría obligado a estar fuera parte del jueves y del viernes. Así las cosas, será él y no Soraya Sáenz de Santamaría, el encargado de dirigir el Consejo de Ministros. Durante el fin de semana habrá un "seguimiento especial" sobre Cataluña en Moncloa y "no" se descarta ninguna decisión. "Lo que puede haber es alboroto, puede haber ruido, pero lo que no puede haber es un referéndum válido, democrático y con un mínimo de garantía", destacó el presidente sobre lo que se vivirá el domingo en Cataluña.

Más noticias sobre el desafí­o separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation