Menú

Podemos purga a Bescansa de la comisión de reforma de la Constitución y coloca a Montero

En este órgano, en el que se estudiará la reforma de la Constitución, aún mantienen al ex número dos del partido, Íñigo Errejón.

En este órgano, en el que se estudiará la reforma de la Constitución, aún mantienen al ex número dos del partido, Íñigo Errejón.
Carolina Bescansa, Montero e Iglesias. | Flickr/Podemos/Dani Gago

Nueva purga en Podemos. El grupo parlamentario de Pablo Iglesias en el Congreso ha decidido apartar a la diputada Carolina Bescansa como vocal de la Comisión Constitucional sustituyéndola por la portavoz de la formación morada Irene Montero.

Así, Montero acumula en el Congreso casi media docena de cargos. Es la portavoz de su grupo parlamentario, es vocal en la comisión de Interior, en la comisión de control de los créditos destinados a gastos reservados y en la diputación permanente, como el resto de portavoces parlamentarios de los distintos grupos políticos.

Errejón aún se mantiene

En este órgano, en el que se estudiará de la reforma de la Constitución, aún se mantiene el ex número dos del partido, Íñigo Errejón. Junto a él, forman parte de la comisión el propio Pablo Iglesias, el portavoz de En Comù Podem, Xavier Domènech, y el diputado Manuel Monereo, los dos últimos como portavoces adjuntos.

Bescansa mantiene su puesto de portavoz de Unidos Podemos en la Comisión de Investigación sobre la presunta financiación ilegal del PP, y también el de vocal en la subcomisión para la reforma electoral.

"Pérdida de confianza"

Este cambio se produce por la "perdida de confianza" de la dirección de Podemos en Carolina Bescansa, que ha sido progresiva en el último año. Durante los meses previos a Vistalegre II, la entonces número tres de la formación de los círculos intentó mediar entre Pablo Iglesias e Íñigo Errejón presentando una "tercera vía". Propuesta que fracasó.

Tras la victoria de Iglesias en el congreso de Podemos, se comenzó a apartar a Bescansa. Tampoco han gustado en el partido las críticas del entorno de la diputada al discurso sobre el desafío separatista. Unas desavenencias que han culminado en su purga de una Comisión Constitucional que ha adquirido una especial importancia por la crisis en Cataluña.

En público, los dirigentes de Podemos evitan dar importancia a este cambio. "La dirección del grupo hemos considerado que dado que se va a empezar a debatir una reforma de la Constitución, los miembros de la dirección debían estar ahí", ha explicado Irene Montero a preguntas de los medios en rueda de prensa tras la Junta de Portavoces.

Temas

En España

    0
    comentarios