Menú

Zoido avisa: no cesará al director de la DGT tras el colapso de la AP-6

La oposición ha cargado contra la gestión del Ejecutivo recordando al titular de Interior que estaba en un partido mientras comenzaba el caos. 

La oposición ha cargado contra la gestión del Ejecutivo recordando al titular de Interior que estaba en un partido mientras comenzaba el caos. 
Juan Ignacio Zoido. | Interior.gob

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, no cesará al director general de de la DGT, Gregorio Serrano, tras el colapso de la AP-6 el pasado 6 de enero. El caos que se produjo tras una importante nevada que provocó que cientos de personas se quedasen atrapadas en sus coches durante la noche no se cobrará el puesto del director de Tráfico.

En su comparecencia en la Comisión de Interior del Congreso para dar explicaciones de lo sucedido aquel día. Zoido también ha dejado claro que él tampoco va a dimitir. "Mi cargo esta disposición del presidente, pero creo que por esto no debo dimitir", ha afirmado.

El titular de Interior ha iniciado su comparecencia pidiendo "perdón" a los afectados por el colapso de la AP-6 y afirmando que, en ningún momento, el Gobierno había responsabilizado a los conductores. "Se ha hecho una reflexión de por qué a algunos no les llegaron los avisos o por qué algunas recomendaciones no fueron atendidas por otros. Pero en ningún caso para culparles, sino para hacer autocrítica de cómo podemos mejorar los canales de comunicación para llegar a todos los conductores y concienciarles en estos casos", ha dicho después de que Gregorio Serrano, un día después del colapso, diese una rueda de prensa afirmando que algunos conductores atrapados "no se enteraron de los avisos o no tomaron precauciones".

La concesionaria como responsable

Zoido, como ya hiciera Serrano el pasado lunes, ha descargado la responsabilidad de lo sucedido esa noche en la concesionaria de Abertis, Iberpistas. "Por parte de la concesionaria se tomaron algunas decisiones que no fueron las correctas", ha afirmado Zoido que ha añadido que, por parte del Gobierno, hubo "previsión, planificación, coordinación, capacidad de reacción y puesta a disposición de medios humanos y materiales".

"Uno de los principales motivos del colapso es que la concesionaria abrió el tráfico a las 19:09 y dos horas después, cuando ya había muchos vehículos atrapados, volvió a solicitar el corte de la vía. Y a las 22:50 activó el nivel autoprotección y pidió ayuda por no poder solucionar el colapso con sus propios medios", ha afirmado. Misma versión que dio el pasado lunes Serrano.

El Sevilla-Betis

Un discurso que continúa sin convencer a la oposición. PSOE, Podemos, Ciudadanos y PNV han criticado la gestión del Ejecutivo en la nevada y han pedido el cese de Gregorio Serrano como responsable de la DGT.

El portavoz naranja, Miguel Gutiérrez, le ha recordado a Zoido que en el "protocolo de Coordinación de Actuaciones" en casos de nevada, que data del 2009, está previsto que la UME pueda ser convocada por la DGT, por lo que ha reprochado al titular de Interior que no actuasen antes. "Estamos hablando de falta de previsión. Por mucho aprecio personal que le tenga a Serrano, céselo. Si no, nos vamos a ver obligados a pedirle al presidente del Gobierno su cese y no nos gustaría", le ha espetado el diputado naranja.

Por su parte, desde el grupo socialista, Pablo Bellido le ha recordado al ministro que en el inicio de este colapso, él estaba en el estadio Sánchez-Pizjuán siguiendo el partido Sevilla-Betis Zoido ha intentado defenderse de esta acusación preguntando si "alguien puede creerse que yo podía estar tranquilo". "No, no lo estaba. Con independencia de los avatares de aquel partido, no puedo admitir que se pueda pensar que, de una manera despreocupada, yo podía estar viendo ese partido o haciendo otra cosa con la situación que estaban atravesando otros ciudadanos en un aprieto", se ha excusado el ministro.

En España

    0
    comentarios

    Servicios