Menú

El día que Rajoy desató el pánico en la tropa indepe

Campanada de Rajoy para enterrar de una vez el incómodo 155. La semana que viene habrá gobierno indepe en Cataluña.

0

El Mundo dice que "Educación aún duda si aplicar la ley sobre el español pese al 155". "El ministerio dice que primero tiene que saber si le corresponde". Vamos, un aviso a los separatistas para que se carguen a Puchi de una vez y formen gobierno. Dice el editorial que "no hay nada que estudiar. Los tribunales han dictaminado que se imparta al menos un 25% de horario lectivo en castellano" y punto pelota. "Bien está que Rajoy reaccione ahora en asuntos lingüísticos. Lo lamentable es que dude tanto". Lo mismo está ganando tiempo. Federico Jiménez Losantos dice que "la única ventaja de llevar cuarenta años pagando a los separatistas es que están muy mal acostumbrados y cuando alguien critica o amenaza sus privilegios se ponen como fieras, y atacando disparatadamente al critico, se delatan". Pero al final siempre se salen con la suya.

El País dice que "el Gobierno planea poner fin a la educación solo en catalán". Verán como no. Ayer decía un sociólogo en el diario de Prisa que era urgente acabar con la imposición del catalán. Hoy, Jorge Galindo expresa sus dudas existenciales. "Una minoría política castellanohablante se siente discriminada". ¿Se siente? Si te obligan a usar una sola lengua y te multan por rotular en castellano no es que te sientas discriminado, es que lo estás. "Los catalanohablantes estuvieron décadas bajo una discriminación sistemática y dictatorial lo cual es argumento para el reequilibrio posterior. Pero si ahora la definición de minoría ha cambiado de bando ¿no sería eso razón para reconsiderar la situación, más aun cuando ya vivimos en democracia?". En democracia vivimos aquí, Galindo, en Cataluña viven en otra dictadura, ahora la nacionalista. "No pretendo ofrecer una respuesta a estos dilemas. Confieso que yo mismo no la tengo". Pues chico, no hay que darle tantas vueltas. Se cumple la ley y se acabó la vaina. Ya son ganas de complicarse la vida.

ABC aboga por el "castellano en Cataluña ahora y siempre". Bieito Rubido, ese alma de Dios, da por hecho que Rajoy quiere imponerlo "al amparo" del 155. "Bien está que se haga cumplir la ley en Cataluña, pero la pregunta que cabe hacerse es qué pasará cuando deje de estar en vigor el 155" y vuelvan los indepes. "La respuesta debería ser sencilla: en adelante, el gobierno debería garantizar el cumplimiento sin matices de la Constitución y velar porque se respeten y cumplan las decisiones de los tribunales (...) La duda es cómo obligar al independentismo a cumplir la ley". Fácil, o cumples la ley o te inhabilito, a la puta calle y dejas de cobrar. Verás cómo se aprestan a cumplir las leyes. Hermann Tertsch se parte la caja. "¡Horror, terror y pavor! El Gobierno de España amenaza con cumplir la ley. Y toda la tropa nacionalista pone el grito en el cielo. Es la falta de costumbre. Resulta casi cómico cómo cundió ayer el pánico entre los dirigentes separatistas catalanes por el mero anuncio por parte del Gobierno de que estudia aplicar las sentencias de los tribunales en la enseñanza en aquella región". Este Rajoy, nos ha salido travieso. Tertsch muestra al PP el camino para arrinconar a Ciudadanos en lugar de hacer el ridículo con la corrupción del partido-bebé. "La nación española ha demostrado tomar conciencia de la amenaza" separatista "y exige enmienda y castigo a los agresores. Se exige respeto a la nación y a la lengua común en toda España. Los partidos perciben el peligro de ser castigados si no atienden a la ciudadanía". Una oportunidad de oro de Rajoy para hacerle un roto a Rivera. Él tiene el poder de hacerlo y el líder de Cs se tendrá que limitar al bla, bla.

La Razón es el único que da correa a la payasada del PP de ayer en el Senado con la terrible corrupción que corroe a Ciudadanos. "El PP sentará a Rivera en su comisión si dilata la de Bárcenas". Uy, qué miedo, dirá Rivera. "El Gobierno planea utilizar el 155 para que el castellano sea lengua vehicular en Cataluña". Como no haya gobierno en Cataluña pronto será divertido ver cómo salen de esta. Cuenta El Submarino que Rajoy tiene un plan para aplastar a Rivera. "Vuelta a la España rural. A los paseos, a las cálidas acogidas, a los selfies distendidos con vecinos. Rajoy tiene programada una tournée por ciudades pequeñas. Se trata de frenar la incursión de Ciudadanos en la meseta (…) Fidelizar su voto de toda la vida y cortar el paso a Rivera". A comerles la oreja a los ancianitos, vaya. ¿Y cuando los viejecitos se mueran qué hará Rajoy?

La Vanguardia tiene un susto de muerte. "El Gobierno estudia rebajar la inmersión en catalán". A Francesc Marc Álvaro, uno de los más fanáticos separatistas de Godó, casi le da un soponcio. "¿Qué está pasando?". "Rajoy saca el coco para forzar al independentismo a abandonar el pulso que mantiene Puigdemont con el Estado y, a la vez, quiere conectar a los sectores más duros del centralismo, en el contexto de la pugna con Rivera. Añado yo que desmontar la escuela y la lengua catalana es solo la primera parte de un plan que pone el foco también en los medios públicos, los mossos, y las finanzas de la Generalitat". Francesc, tomate un valium, anda, creo que sobrevaloras a Rajoy, no le veo yo con tantas energías.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot