Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

La testigo clave de los ERE implica a Griñán y a Chaves

María José Rofa desvela que hasta Zapatero intervino en las ayudas concedidas a Delphi.

Pedro de Tena
0
Zarrías, Chaves y Griñán, en una imagen de archivo | EFE

La expectación por el testimonio de María José Rofa, ex asesora técnica de la Dirección General de Trabajo entre julio de 2008 y marzo de 2011, no ha defraudado. Este martes, en la segunda parte de su declaración, ha asegurado que los expresidentes de la Junta Manuel Chaves y José Antonio Griñán tenían conocimiento de la gestión de la Dirección General de Trabajo del programa presupuestario 31L (fondo de reptiles) por el que se concedían las ayudas sociolaborales a trabajadores y a empresas en crisis en los expedientes de regulación de empleo (ERE) irregulares.

Este martes apuntó que algunas veces ni siquiera los directores generales de Empleo de la Junta se enteraban de que se habían concedido ayudas y esto ocurría porque las órdenes podían proceder de "más arriba". También aclaró que "más arriba" era siempre alguien por encima de los directores generales, esto es, viceconsejero, consejero o "quien tuviera interés".

¿Por qué lo sabía ella? Pues porque el gabinete de Presidencia pedía "suficiente información" de pagos, "antes de visitar territorios era normal que el gabinete de Presidencia preguntara si había alguna conflictividad en ese lugar". Con ello, Rofa pone el punto de mira en el famoso, internamente, Gabinete de Análisis y Relaciones Institucionales (GARI) de la Junta de Andalucía que puso en marcha Manuel Chaves.

Es más, definió la forma de proceder del gobierno de la Junta donde cada Consejero atendía a su territorio electoral. Cada consejero, recoge Europa Press que dijo, "representa a un territorio". Concretando, el exconsejero de Presidencia Gaspar Zarrías, procesado en esta causa, "impulsó" las ayudas a Primayor en Jaén, su provincia electoral.

Las ayudas de Delphi "venían de Presidencia, de hecho, el único que no salió en la foto fue el exconsejero de Empleo Antonio Fernández –procesado en esta causa– y sí el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, Zarrías y el exconsejero de Innovación Francisco Vallejo", otro de los ex altos cargos procesado en este juicio. Sobre Delphi, ha señalado que fue una decisión "política más allá de las consejerías de Innovación y de Empleo, era un tema muy grande, incluso del Gobierno central".

La testigo, que fue la encargada de poner orden en este caos por la propia Consejería de Empleo, dijo que cuando habla de "Presidencia" se refería a los dos presidentes de la Junta que tuvo desde 2008 a 2011. "Me refiero a ambos con las que yo he trabajado", especificando que Griñán solicitó información sobre el ERE de Mercasevilla, cuyas irregularidades saltaron a la prensa en noviembre de 2010.

Un fin de semana de "blanqueo" de expedientes

Los días 20 y 21 de noviembre de 2010, tras la publicación de la existencia de "intrusos" en el ERE de Mercasevilla y ya con Griñán en la presidencia de la Junta, se procedió a la "revisión de todos los ERE que aún se estaban pagando dado el nivel de alarma y tensión que había alcanzado el temor político en la Junta. Fue el consejero de Empleo nombrad por Griñán, Manuel Recio, que no está procesado, quien dio la orden de que la Dirección General revisara los expedientes.

Ha explicado con detalles lo que sucedió desde el día 17 y al domingo 21. Cuando se publicó en prensa la existencia de 'intrusos' en el ERE de Mercasevilla "saltaron las alarmas y tensiones" en el gabinete del consejero Manuel Recio, quien ordenó que el equipo de la Dirección General dirigido por Manuel Rivera y al que pertenecía la testigo María José Rofa, revisará los expedientes.

Aquel fin de semana estuvieron presentes en la operación la que era entonces delegada provincial Aurora Cosano y el propio Rivera, se trataba de buscar "incongruencias" entre listados de los expedientes, especialmente "sindicalistas o nombres conocidos", entre los intrusos.

Se produjo una llamada del ex director general, Francisco Javier Guerrero, quien dijo a una de las presentes en la reunión, que los "intrusos" de Mercasevilla "eran cuatro maromos y que no se preocupara". También hubo otra llamada del ex diputado socialista Ramón Díaz, de parte de José Antonio Viera, entonces secretario general del PSOE de Sevilla.

Alteración de expedientes y amenazas

Cuando la juez Alaya comenzó a instruir el caso, pidió a la Dirección General de Trabajo los expedientes. La testigo Rofa ha asegurado ayer que los expedientes que "llegaron al juzgado no son los que había en la Dirección General" y "con lo que yo trabajé", sino que "se complementaron" porque los ERE y las pólizas "no estaban en todos".

Apunta que "sólo aparecen mis correos y los de Guerrero, como si sólo hubiésemos trabajado nosotros" allí. "Se han reconstruido expedientes, se han sacado correos como los de Rivera", ha añadido.

Daniel Rivera, director general de Empleo durante la revisión de expedientes, le dijo que "quitara las órdenes de pago" del expediente de Mercasevilla, a lo que ella le contestó que formaban parte del mismo.

Rofa añadió que no tuvo la sensación de que participaba en algo ilícito porque lo que se buscó fue hacer una foto de la situación de los pagos de las ayudas que dejó Guerrero e "ir mejorando en lo que se podía mejorar".

Tras ser destituida en marzo de 2011, dijo al tribunal que a los pocos días Rivera la llamó "amenazándola e insultándola por tres veces" y diciéndole "te lo he dicho de buenas maneras, dedícate a tu hijo y tu trabajo" y "me amenazó con mi despido".

El Gabinete de Análisis y Relaciones Institucionales de la Junta

El GARI fue, desde su puesta en marcha en época de la presidencia de Manuel Chaves, un órgano dependiente directamente de Manuel Chaves y Gaspar Zarrías y dedicado con exclusividad a la persona y tarea de Manuel Chaves.

Coordinaba, al margen del consejo de Gobierno, todas las Consejerías y todos los planes con los planes, intereses y programas del PSOE. Controlaba tanto las preguntas parlamentarias como la aplicación del programa electoral del PSOE y su grado de cumplimiento en cada legislatura y en cada consejería. Su poder era muy importante y cuando su responsable, en los tiempos de Mercasevilla, Juan Gallo llamaba a alguien todos y cada uno de los consejeros, incluido Zarrías, se ponían a su disposición.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios