Menú

Recelos en Ciudadanos por la acumulación de poder de Marín en la Junta

Su vicepresidencia abarcará Justicia, Interior y Turismo, por lo que será el responsable de las políticas de género, donde intenta desmarcarse de VOX.

0
El vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín. | EFE

El próximo lunes, el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía, el BOJA, certificará el nombramiento de Juan Marín como vicepresidente del Gobierno autonómico y de varios consejeros de Ciudadanos, incluido el diputado naranja Javier Imbroda, ex seleccionador nacional de baloncesto, que se ocupará de la cartera de Educación. Se trata de un hito histórico para los de Albert Rivera, que nunca, desde que se fundara la formación en 2006 en Cataluña, habían entrado en Gobierno alguno.

Pero como sucede a veces en las grandes ocasiones, este dulce momento político no está exento de sinsabores y reticencias internas. Fuentes de Ciudadanos en Andalucía confirman a Libertad Digital el recelo que la acumulación de poder de Marín está provocando en un sector del partido. Según él mismo confirmaba este viernes en una entrevista en Canal Sur, su vicepresidencia acumulará las competencias de regeneración democrática, con el reto de suprimir los aforamientos vía reforma estatutaria, de Interior, de Turismo, que, según decía el propio Marín "nos va a dar grandes satisfacciones" y de Justicia.

Este último departamento pondrá en manos de Marín todo lo relacionado con las políticas de género, una materia en la que Ciudadanos trata de poner distancia con VOX y con su propio pasado. En 2015 Rivera concurrió a las elecciones generales proponiendo en su programa, como hacen ahora los de Santiago Abascal, que se eliminara el agravante por violencia machista, equiparando por arriba las ayudas a todas las víctimas violencia intrafamiliar, fueran o no mujeres.

Roce entre Marín y Garicano

En cualquier caso, la inédita acumulación de poder de Marín es considerada excesiva por muchos dentro del partido naranja en Andalucía, y así se ha discutido internamente. Tampoco sienta demasiado bien la "injerencia" de la dirección nacional en el diseño y elección de nombres para las consejerías naranjas del Gobierno presidido por Juan Manuel Moreno. Un proceso en el que el economista Luis Garicano, uno de los más estrechos colaboradores de Rivera, está participando activamente.

Según ABC, las chispas han saltado entre Marín y Garicano por la elección del consejero de Economía, una de las carteras que corresponde a Ciudadanos. Si Marín proponía al catedrático de Economía Manuel Alejandro Cardenete, Garicano puso sobre la mesa el nombre de Isidoro Tapia, una persona que trabaja en el sector financiero en Luxemburgo.

En definitiva, Marín se consolida como el cargo público más importante de Ciudadanos, una posición que a partir de ahora puede que cambie su rol interno. Después del IV Congreso de Ciudadanos, celebrado a principios de 2017, el líder andaluz, al igual que el madrileño Ignacio Aguado, fue excluido del Comité Permanente de la Ejecutiva -en el que sí están, por ejemplo, la líder catalana Inés Arrimadas o la portavoz en Madrid capital, Begoña Villacís- limitándose la presencia de ambos a la Ejecutiva ampliada que incluye a los dirigentes territoriales.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco