Menú

Lluís Llach monta el número para no contestar a Vox en el Supremo: "Como homosexual independentista estoy en desacuerdo"

Lluís Llach ha negado haber visto violencia contra los coches de la Guardia Civil arrasados durante el asalto a la Consejería de Economía del 20-S.

0
Lluís Llach monta el número para no contestar a Vox en el Supremo: "Como homosexual independentista estoy en desacuerdo"
Lluís Llach declara como testigo en el juicio del 'procés' | Imagen TV

El exparlamentario de Junts pel Sí y cantautor catalán, Lluís Llach, ha montado el número en el juicio del 1-O que se celebra en el Tribunal Supremo para no contestar a la acusación popular que ejerce Vox: "Como ciudadano homosexual independentista y aspirante a ciudadano del mundo estoy en desacuerdo".

El presidente del tribunal, Manuel Marchena, contestaba al cantautor: "Estas afirmaciones que hace son respetables hasta el máximo. Sin embargo, son afirmaciones que desbordan el sentido de su llamada y el sentido de su presencia. En consecuencia, la Sala le respeta profundamente en su ideología, en su modelo de vida. Absolutamente en todo, y lo único que quiere es que el acto se desarrolle conforme a la Ley de Enjuiciamiento Criminal. Si la acción popular es la que le ha propuesto como testigo usted tiene la obligación el deber legal de responder a sus preguntas".

Llach fue citado por estar presente el 20 de septiembre durante el asalto a la Consejería de Economía. El exdiputado de Junts pel Sí se ha presentado ante el tribunal vestido de negro con gafas y un lazo amarillo en el jersey.

Durante su declaración, ha afirmado que no vio "en ningún caso violencia contra el vehículo de la Guardia Civil, no vi a nadie golpeando con una piedra. Si vi mucha gente encima y creí que los daños se deben a eso". También ha señalado que "tuvo conocimiento de que la letrada de la Administración de Justicia (Juzgado de Instrucción nº 13) salió del edificio por el tejado mucho antes de que pasase".

Llach también ha sudo preguntado sobre la supuesta desconvocatoria de la concentración del 20-S en Economía por parte del entonces presidente de la ANC, Jordi Sànchez y el presidente de Ómnium Cultural, Jordi Cuixart. "Sànchez y Cuixart tenían la mala costumbre de consultarme las cosas y me pidieron a mí y a otras personas que les acompañáramos al escenario para la desconvocatoria. El señor Cuixart se la cargó porque el fue el primero, y a mí en un escenario nunca me habían silbado así, con perdón".

"Sànchez y Cuixart me piden que les ayude a hacer un cordón, no por mis cualidades, sino porque soy conocido, mi presencia podía servir para esto, pasamos un poco de sudores y lágrimas para hacer bajar a la gente", añadía. "Puedo dar fe absoluta de que los guardias civiles fueron siempre respetados, que su comportamiento fue ejemplar y los Mossos ningún problema", concluía Lluís Llach,

Más noticias sobre el desafí­o separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation