Menú

Un indignado Casado encabeza la respuesta del centroderecha a Bildu: "Asesinos"

El líder de la oposición reprocha a Batet que no actúe ante los ataques al Rey y Ciudadanos le aplaude y le secunda.

La intervención de la portavoz de Bildu, Merche Aizpurua, en la segunda jornada de la sesión de investidura de Pedro Sánchez, ha indignado al presidente del Partido Popular. Desde su escaño, Pablo Casado se ha enfrentado a la dirigente de la formación proetarra cuando arremetía contra los partidos del centroderecha y contra el rey Felipe VI.

"Nos matabais", "asesinos"... se ha llegado a escuchar desde la bancada popular durante la intervención de la dirigente proetarra que pedía "respeto a lo que somos y sentimos" , recordaba "lo que decía Otegi" y atacaba al Rey diciendo que en "el Estado español existe una cultura enraizada de aplicar recetas autoritarias" y que el discurso del 3 de octubre sobre Cataluña de Felipe VI "fue una de sus expresiones más evidentes". "Han agotado todos los guiones posibles de las películas que persiguen causar miedo, terror y alarma", acusaba a los aprtidos del centro derecha.

El líder del PP, cuya indignación ha ido creciendo por momentos, le ha hecho también el gesto del tiro en la nuca desde su asiento mientras que los diputados del PP han comenzado a gritar al término de su discurso "fuera, fuera", mientras Meritxell Batet, presidenta del Congreso, les pedía silencio.

Minutos después, Pablo Casado ha pedido la palabra para criticar que la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, que "en virtud del artículo 103, debería haber llamado al orden a la portavoz de Bildu cuando ha vertido descalificaciones a las instituciones del Estado".

Para el líder del PP, "es escandaloso" que Pedro Sánchez "no haya defendido ni a la Constitución, ni al Rey ni a las víctimas". "Acabo de escuchar la intervención mas nauseabunda que he oído jamas en este Hemiciclo, es intolerable", ha sentenciado.

El diputado popular Adolfo Suárez Illana, miembro de la Mesa del Congreso y situado en uno de los escaños de la Presidencia del Hemiciclo, se ha girado para dar la espalda a la portavoz de Bildu en todo momento.

Desde el Partido Popular también han pedido el acta de la jornada para que se retiren las palabras de Bildu en las que ha atacado al Rey. Por ahora, esta petición no ha surtido efecto. Una exigencia a la que se sumaba Ciudadanos, cuya bancada había aplaudido la intervención de Casado.

Vox sale del Pleno y Cs alza la voz

El portavoz adjunto del partido naranja, Edmundo Bal, apelaba también al artículo 72, que permite a los diputados pedir la observancia del Reglamento, para tomar la palabra. Bal afeaba a Batet que se hubiera permitido el ataque al Rey y que Sánchez no hubiera defendido al Jefe del Estado.

Sus palabras han recibido la mayor ovación de la mañana, con los diputados de PP, Vox y Ciudadanos aplaudiéndole en pie. Poco antes el líder de Vox, Santiago Abascal, aparecía en el hemiciclo junto a dos de sus disputados víctimas de ETA, el ex presidente de la AVT, Francisco José Alcaraz, y Antonio Salvá, padre de uno de los dos guardias civiles asesinados por la banda terrorista en 2009 y que también se ha encargado con los de Bildu desde el escaño, al grito de "asesinos". Los tres habían preferido permanecer fuera durante el discurso del partido heredero de Batasuna.

La bancada del centroderecha gritaba "libertad" mientras entraban esos tres diputados. Poco después, Abascal se acercaba a saludar a Bal. Durante el discurso de la portavoz de Bildu, esta recibía los aplausos de ERC, mientras el portavoz de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, hacía gestos reiterados a la bancada de la izquierda apelando a su "vergüenza".

En un momento dado, se encaraba con su homóloga de Podemos, Irene Montero. Iglesias escribía además un apresurado tuit asegurando que "todos los diputados del Congreso tienen derecho a tomar la palabra sin que les llamen asesinos o terroristas"

También en Twitter, el número dos del PP, Teodoro García Egea, aseguraba que Sánchez va a ser "un empleado de Bildu.

La abstención de los cinco diputados de Bildu es necesaria para convertir a Pedro Sánchez en presidente del Gobierno el próximo martes por mayoría simple.

En España

    0
    comentarios

    Servicios