Menú

Gonzalo Boye, abogado de Torra y Puigdemont, denuncia que le han revuelto el despacho

Gonzalo Boye, especializado en espectáculos mediáticos, asegura que no le van a amedrentar .

0

Lo que no le pase al abogado Gonzalo Boye no le pasa a nadie. El letrado preferido de los separatistas, abogado de Carles Puigdemont y de su sucesor al frente de la Generalidad, Quim Torra, denuncia que han entrado en su despacho profesional y lo han dejado todo revuelto. La supuesta irrupción, que Boye ilustra en Twitter con dos fotografías de una caja abierta y papeles en el suelo, tendría como objetivo amedrentarle, según el propio interesado.

"Nos han entrado en el despacho durante la noche... todo revuelto pero no sabemos si también iban para robar mientras la empresa de alarma informó que no había "indicios de intrusión". "Si piensan que nos van a intimidar lo llevan claro", afirma Boye en su cuenta de la red social, quien también se pregunta "¿qué va a ser lo siguiente, mi casa, mi familia o yo?" y se consuela diciendo que han ensuciado menos que dejándole una cabeza de caballo en la cama, todo ello en el hilo de denuncia en Twitter. También acusa a la empresa de alarmas, de la que dice que "informó de que no había indicios de intrusión"

Boye, que ejerce de agitador independentista además de letrado, cree que es objeto de una especial atención y seguimiento por su condición de abogado de Torra y Puigdemont y no tiene el más mínimo reparo en atribuir todas sus vicisitudes y peripecias a la proximidad con los separatistas.

Historial peculiar

Así, cuando la Audiencia Nacional ordenó el registro en su domicilio por un presunto blanqueo de capitales relacionado con un caso de narcotráfico, Boye atribuyó el hecho a su perfil profesional como defensor de los independentistas y sembró la especie de que la Policía Nacional trataba de obtener así información sobre sus clientes políticos.

A esa tesis se sumó el diputado catalán de Podemos y también letrado Jaume Asens, quien aseguró sin empacho que Boye no sería investigado si no fuera abogado de Torra y Puigdemont. Y añadió: "Una vez condenados los presos, ahora van a por los exiliados y comienzan por su abogado. Es de manual".

Boye, que fue condenado por su participación en el secuestro de Emiliano Revilla, obtuvo su licenciatura en Derecho en la prisión y entre sus clientes más famosos se cuentan Rodrigo Lanza, el antisistema de origen chileno condenado por el asesinato de Víctor Lanza en el llamado crimen de los tirantes, y el narcotraficante Sito Miñanco. En una de las vistas en las que defendía a Miñanco, Boye fue apercibido por el juez porque se puso a fumar un cigarrillo electrónico en medio del juicio.

A Boye le gusta hacerse notar, de lo que dio buena prueba en el juicio a Torra en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) cuando exigió al magistrado Jesús Maria Barrientos que se dirigiera al acusado como "molt honorable" en un tono impropio de un letrado de la defensa, pero por el que no fue reconvenido.

En España

    0
    comentarios

    Servicios