Menú

Cs se abre ahora a integrarse con Feijóo pero advierte al PP: tendrá consecuencias en Cataluña

Los de Arrimadas establecen que lo que se negocie en Galicia será lo que el PP tenga que aceptar en Cataluña.

0
Los de Arrimadas establecen que lo que se negocie en Galicia será lo que el PP tenga que aceptar en Cataluña.
Arrimadas este jueves en su escaño. | EFE

Después de cerrarse este miércoles, a la espera de conocer los detalles, el acuerdo entre Partido Popular y Ciudadanos para concurrir juntos a las elecciones en el País Vasco, el partido naranja abre la puerta ahora a aceptar la oferta del presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, de integrarse en su candidatura, aunque no en coalición, para las elecciones autonómicas que tendrán lugar el mismo día, cinco de abril, que las vascas.

Hasta ahora, desde Ciudadanos habían rechazado la posibilidad de que miembros del partido se sumaran a la lista del PP de Galicia, como les ofrecía Feijóo, y mantenían que la única opción posible era la coalición. Pero finalmente, los naranjas han cedido a estudiar la integración.

Consecuencias en Cataluña

Eso sí, los de Inés Arrimadas advierten de que lo que se negocie estos días en Galicia (el plazo para presentar coaliciones vence este mismo jueves, pero hasta el uno de marzo se pueden presentar las candidaturas ordinarias) servirá como base para la futura negociación en Cataluña, donde también habrá elecciones este 2020 y donde es el partido naranja el que tiene primacía.

Dicho de otra manera: si Ciudadanos se integra finalmente en las listas del PP gallego, los populares deberían actuar recíprocamente, llegado el caso, en Cataluña. Desde el partido naranja subrayan que el resultado del PP en las últimas autonómicas catalanas, celebradas en 2017, es muy similar al que obtuvo Ciudadanos en las gallegas de un año antes, con la independiente Cristina Losada al frente.

Ambos quedaron por encima del 3% del voto (Ciudadanos superó incluso el 4% en Pontevedra) pero el PP catalán sí obtuvo representación al estar precisamente en el 3% el corte mínimo, mientras que en Galicia, merced a una reforma acometida en su día por Manuel Fraga, el límite está en el 5%. Igualmente, el PP ganó en Galicia, donde Feijóo gobierna con mayoría absoluta, y Arrimadas en Cataluña, en un histórico triunfo que no pudo evitar, sin embargo, la mayoría de los independentistas.

Malestar con Feijóo

El mismo miércoles, el secretario general del Grupo de Ciudadanos, José María Espejo, que negocia los acuerdos con el número dos del PP, Teodoro García Egea, negaba la posibilidad de aceptar la oferta de Feijóo, asegurando que Ciudadanos se presentaría "como partido" a las autonómicas gallegas, dado que, argumentaba, se trata de un partido nacional que concurre a todas las citas electorales.

Pese a todo, en el cuartel general de Ciudadanos no ocultan su malestar por la actitud de Feijóo. "Esa actitud desmonta el discurso de España Suma" lamentan, en referencia a la fórmula registrada el pasado verano por los populares para una coalición en las elecciones generales que el ex presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, siempre rechazó.

Desde el PP, en cambio, celebran esta actitud de los naranjas. El número dos de Génova, Teodoro García Egea, festejaba en los pasillos del Congreso este jueves la noticia y que se puedan encontrar "fórmulas de colaboración" para que ningún voto caiga en manos de los nacionalistas y los separatistas.

En España

    0
    comentarios

    Servicios