Menú

Interior blinda una docena de cárceles para evitar que el coronavirus llegue a 8.000 presos

Los internos sólo podrán recibir la visita de sus abogados y separados por mamparas. Se restringe el acceso a personal no esencial: ONGs, profesores…

0
Los internos sólo podrán recibir la visita de sus abogados y separados por mamparas. Se restringe el acceso a personal no esencial: ONGs, profesores…
Uno de los centros penitenciarios españoles. | Cordon Press

El Ministerio del Interior ha decidido blindar las cárceles que se encuentran en las áreas geográficas donde más se ha extendido el coronavirus. El objetivo es evitar que la enfermedad pueda entrar en el interior de las prisiones y provocar un colapso en su funcionamiento. La medida empezará a ser efectiva, de momento, en una docena de centros penitenciarios en la comunidad de Madrid, La Rioja y la provincia de Álava, donde en la actualidad hay más de 8.000 internos.

En una instrucción interna hecha pública este martes, detalla que en todos los centros que están en "zonas de transmisión significativa" sólo podrá entrar el personal funcionario o laboral que es imprescindible para el funcionamiento del centro, cerrando el acceso al mismo a la entrada de voluntarios de ONGs, entidades colaboradoras o profesionales acreditados externos, que en circunstancias normales pueden entrar con total normalidad.

De igual modo, se suspenden las visitas de los familiares y amigos de los presos en las que puede existir el contacto físico, los conocidos como vis a vis, estando solo permitidas las visitas a través de locutorio, en las que hay una separación física por medio de una mampara, y a las que podrán asistir familiares, amigos, abogados y sacerdotes, previa solicitud utilizando los trámites habituales en el centro penitenciario.

Para el resto de prisiones, que no se encuentran en zonas donde el coronavirus se ha propagado con tanta virulencia, la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias ha elaborado también una nueva serie de medidas que tendrán que adoptar para evitar que la enfermedad entre en los centros. Entre ellas, nuevos protocolos para examinar los ingresos de las presos que han salido de permiso o la suspensión de los traslados intercentros salvo razones excepcionales.

En España

    0
    comentarios

    Servicios