Menú

Coronavirus: detenidos tres jóvenes que simulaban ser repartidores de comida para distribuir droga a sus clientes

Escondían los estupefacientes en maletas idénticas a las utilizadas por las empresas de reparto. Las detenciones, en Valencia y Alicante.

0
Escondían los estupefacientes en maletas idénticas a las utilizadas por las empresas de reparto. Las detenciones, en Valencia y Alicante.

En pleno confinamiento por el coronavirus, muchos ciudadanos tiran de ingenio para hacer el día más llevadero, tratar de sacar a flote sus negocios o, simplemente, cumplir con sus obligaciones. Y los vendedores de droga, popularmente conocidos como camellos, no son ni mucho menos ajenos.

Se ha podido ver en las últimas horas en Valencia y Alicante, donde agentes de la Policía Nacional han detenido a tres jóvenes que simulaban ser repartidores de comida para entregar cocaína y marihuana a domicilio. Para ello, estos individuos portaban maletas idénticas a las que utilizan las empresas de reparto y allí escondían los estupefacientes que distribuían a sus clientes.

Según ha informado la Policía Nacional en un comunicado, en Valencia, agentes de patrulla observaron a un joven que circulaba en una bicicleta de una empresa de reparto de comida y que, al verles, mostró una "actitud esquiva y de cierto nerviosismo", lo que despertó sus sospechas y le dieron el alto. Dentro de la supuesta bolsa de reparto de comida, los agentes diversos paquetes envueltos en papel de aluminio que "desprendían un fuerte olor a marihuana". Entre sus pertenencias, el camello portaba 575 euros y una balanza de precisión.

En el caso de Alicante, los dos arrestados, identificados por los agentes encargados de hacer cumplir las medidas decretadas en el estado de alarma, llevaban una "suma inusual de dinero, en comparación a lo que suelen llevar otros trabajadores de la misma actividad". Un hecho que rápidamente levantó las sospechas de los policías: los jóvenes podrían estar aprovechando el sistema de envío a domicilio para distribuir la droga que requería su clientela.

En una segunda identificación, estos jóvenes fueron interceptado cuando se dirigían a una peluquería, que permanecía abierta a pesar de las restricciones. Allí se disponían a manipular la cocaína que escondían en uno de los bolsillos interiores de la maleta de reparto que utilizaban en sus desplazamientos. Los detenidos han sido acusados de un delito de tráfico de drogas, en una actuación que se enmarca en el dispositivo establecido para garantizar el cumplimiento de las medidas de distanciamiento social y para prevenir la delincuencia durante el período del estado de alarma, que acaba de ser prorrogado por el Gobierno de Pedro Sánchez durante dos semanas más.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot