Menú

Iglesias, a Vox: "Nuestro pueblo, como en el siglo XX, se quitará de encima la inmundicia que ustedes representan"

El vicepresidente les acusa en el Congreso de ser una formación de "parásitos" con "grandes apellidos y poca vergüenza".

0

Al vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, le tocaba este miércoles contestar, dentro de la sesión de control en el Congreso, a una interpelación urgente de Vox para explicar las "medidas" adoptadas por el Ejecutivo para "proteger a la población de mayor edad en España" ante la crisis del Covid-19. Le interpelaba la diputada María de la Cabeza Ruiz Solás, cuyo "tono" agradecía Iglesias nada más encaramarse a la tribuna, aunque enseguida pasaba al ataque contra los de Abascal.

Citando una información de prensa, Iglesias denunciaba que "fondos de inversión multimillonarios y algún empresario corrupto controlan los trece mayores grupos de residencias de España" y detallaba que "en el negocio también están cinco de los hombres más ricos de España: Florentino Pérez, Los Albertos, Modesto Álvarez Otero y Carlos Álvarez Navarro". Una premisa que le llevaba a tildar a Vox de partido "antiespañol" por, explicaba, no haber dicho "ni una sola palabra sobre lo que ha implicado que buena parte de las residencias de ancianos en nuestro país, gestionadas por las comunidades autónomas, estén en manos de corruptos y de fondos buitre".

Algo que a su juicio responde a que los de Santiago Abascal "no son un partido español" sino "antipatriota, que representa los intereses de esos corruptos y de esos fondos buitre". Elevando más el tono, Iglesias se dirigía a los de Vox para acusarles de "representar el odio, la hipocresía y la miseria moral".

"España y nuestro pueblo, una vez más, como en el siglo XX, se quitará de encima la inmundicia que ustedes representan", continuaba diciendo, visiblemente enfadado, empleando unos calificativos que hacía tiempo que no se les escuchaban, alejados del tono que el vicepresidente segundo utilizó en el pleno de la semana pasado, cuando optó por casi susurrar en sus intervenciones, sin entrar en ningún momento en el cuerpo a cuerpo con el PP o Vox, a pesar de las críticas de ambos partidos.

Aludiendo a la líder de Vox en Madrid, Rocío Monasterio, el líder de Podemos tildaba al partido derechista de "formación de grandes apellidos y poca vergüenza, que falsea títulos para ejercer sin poder hacerlo, que no tienen más patria que su dinero. Ustedes, señoría, ni siquiera son fascistas, son simplemente parásitos" concluía su diatriba.

Abascal, indignado: "Se ha atrevido a salir a la tribuna a insultarnos y amenazarnos"

El presidente de Vox, Santiago Abascal, respondía al vicepresidente tercero en una rueda de prensa en el Congreso al concluir la sesión de control al Gobierno, declarándose "preocupado" e "indignado" por su intervención. "Se ha atrevido a salir a la tribuna a insultarnos, a amenazarnos y a decirnos que desapareceremos porque el pueblo español así lo querrá", criticaba.

Abascal le reprochaba que se declare "patriótico" y reivindique el "patriotismo", mientras "deja en la cuneta" a los mayores, en referencia a los altos índices de mortandad registrados en varias residencias españolas siendo Iglesias responsable de su gestión desde que se declaró el estado de alarma, o cuando hace poco, recordaba, el líder de Podemos ni siquiera podía pronunciar la palabra España.

A través de las redes sociales, el portavoz de acción política del partido, Jorge Buxadé, comparaba las palabras de Iglesias con las de Dolores Ibárruri, La Pasionaria, o Francisco Largo Caballero. "Es el mismo odio", escribía criticando que el vicepresidente tercero del Gobierno "amenace" a cuatro millones de españoles en la tribuna del Congreso.

"Si Sánchez no lo cesa, será otra vez colaborador necesario", continuaba diciendo, para rematar asegurando que "también lo hizo La Pasionaria con Calvo Sotelo [José, asesinado por una milicia socialista días antes del golpe militar del 18 de julio de 1936] y se cumplió la amenaza".

En España

    0
    comentarios

    Servicios