Menú

Sánchez señala a Madrid como "responsable de la gestión" de las residencias y pide sacar "algunas lecciones"

El presidente respalda la gestión de Iglesias, ignora el mando único y saca pecho de las 5.200 intervenciones del Ejército.

0
El presidente respalda la gestión de Iglesias, ignora el mando único y saca pecho de las 5.200 intervenciones del Ejército.
Pedro Sánchez durante su intervención de este domingo. | EFE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, compareció nuevamente este domingo para hacer varios anuncios en clave económica (apertura de fronteras, plan turístico, otro para el automóvil) pero con un discurso eminentemente político con un mensaje fundamental y un destinatario inconfundible: la Comunidad de Madrid. A las acusaciones de la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, contra el vicepresidente, Pablo Iglesias, por no ayudar y limitarse a "echar gasolina" contra su gestión en las residencias de ancianos, ha parecido responder Pedro Sánchez al solemnizar desde Moncloa: "Quiero dejar bien claro que la competencia es de las Comunidades Autónomas que son las responsables de la gestión" de la cual "habrá que sacar algunas lecciones".

Un dardo velado contra la Comunidad de Madrid que ha estado en el blanco de la diana gubernamental durante toda la pandemia y que no se ha limitado a una frase de su extensa comparecencia. El presidente Sánchez se explayó para defender que, pese a que "la gestión está en manos de las CCAA, el Gobierno de España no ha mirado para otro lado". Y defendió que "no sólo hemos aprobado diversas órdenes ministeriales", entre las que citó la del 19 de marzo pero sin citar que Iglesias asumiera el mando único, sino que "¡hasta hemos enviado al Ejército! Del 17 de marzo al 18 de mayo hemos desempeñado 5.200 actuaciones en toda España en el marco de la operación Balmis" y aprobado un "fondo social extraordinario de 300 millones" por el Consejo de Ministros.

Defensa de Pablo Iglesias

Una defensa velada de su vicepresidente, Pablo iglesias, que compareció el pasado 19 de marzo para anunciar dicho fondo y asumir la competencia sobre las residencias públicas y privadas, que acompañó de la advertencia del que será uno de los ejes políticos del Ejecutivo en la etapa post pandemia: "Será uno de los debates de la Comisión de Evaluación: tratar de ver cómo resolver la situación en las Residencias" y los errores cometidos.

PGE, con Cs... y ERC

En el terreno político, el presidente se pronunció sobre su mantenida interlocución con Ciudadanos y la disposición de sus nuevos socios a negociar los Presupuestos Generales del Estado, el presidente manifestó que "tendemos la mano a todas las fuerzas políticas dispuestas a echar una mano y arrimar el hombro" y exigió "patriotismo" a otros como el PP porque "si está justificado tener unos presupuestos sería ahora, ajustados a la realidad tan extraordinaria que estamos sufriendo". Sin embargo, esa nueva negociación no implicaría elegir entre Ciudadanos y ERC.

La intención de Sánchez es lograr nuevamente la carambola que ha obtenido con las dos últimas prórrogas del estado de alarma aprovechando la situación de excepcionalidad económica que se avecina: "No es que tengamos que renunciar a nada, sino que tendremos que complementar nuestros acuerdos de Gobierno con otras formaciones políticas" porque "este Gobierno tiene 155 escaños" y "evidentemente miraremos a los partidos que apoyaron la investidura y luego es importante que seamos todos conscientes de la envergadura que tenemos por delante. Son necesarios acuerdos trasversales".

Mesa catalana, en julio

En este sentido, el presidente volvió a ratificar su voluntad de celebrar la mesa de diálogo de Cataluña en el mes de julio atendiendo a su compromiso con ERC. "Sí, no tengo ningún problema en que se celebre el mes de julio porque eso significará que la pandemia está controlada". Sánchez solemnizó que "los compromisos de legislatura siguen intactos" y vigentes que "vamos a trabajar en ellos en esos próximos años".

Calviño, presidenta del Eurogrupo

El presidente también se pronunció sobre la candidatura de su vicepresidenta económica, Nadia Calviño, para presidir el Eurogrupo ante la salida del portugués Mario Centeno. "El Gobierno de España estaría muy interesado en este tipo de responsabilidades" y la ve "con muy buenos ojos".

En España

    0
    comentarios

    Servicios