Menú

Puigdemont destroza el PDeCAT para fundar un partido a su medida

Monta un "Junts per Puigdemont" con los golpistas presos de su cuerda y altos cargos de PDeCAT.

0
Monta un "Junts per Puigdemont" con los golpistas presos de su cuerda y altos cargos de PDeCAT.
El expresidente de la Generalidad, Carles Puigdemont. | David Zorrakino (Europa Press)

Arranca el congreso fundacional de Junts per Catalunya (JxCat), la marca electoral que el prófugo Carles Puigdemont convierte en partido para dar vuelo a sus ambiciones de líder absoluto e indiscutido del separatismo. El expresidente de la Generalidad no quiere sectores, cuotas o familias, de modo que ha prescindido del PDeCAT, las siglas que sucedieron a la vieja Convergència, arruinada por la corrupción de los Pujol y el sistema de cobro de mordidas y chantaje del tres por ciento.

Puigdemont quiere un partido a su medida, una suerte de Junts per Puigdemont, según sus críticos, sin nadie que le haga sombra ni le contradiga, con gente adicta y de probada fidelidad a su figura. De ahí que no permita que el PDeCAT tenga presencia como partido en el seno de su nueva formación. "A día de hoy y a pesar de los esfuerzos ingentes por parte del Partit Demòcrata, la voluntad como partido de transitar hacia Junts per Catalunya no ha sido posible ya que el nuevo instrumento ha hecho un llamamiento a sumar personas a título individual y en cambio no garantiza que el Partit Demòcrata y lo que representamos esté presente" afirmó este viernes el presidente del PDeCAT, David Bonvehí.

La dirección del PDeCAT se resiste al intento de Puigdemont por finiquitar el partido, pero el prófugo ha descabezado la formación y provocado un desfile de militantes del PDeCAT hacia su nueva formación sin respetar, según Bonvehí, que "provenimos de un gran legado político".

Junts per Catalunya cuenta por el momento con 2.500 afiliados, en su mayoría procedentes del PDeCAT, como Miriam Nogueras, vicepresidenta de la formación heredera de Convergència que ha encabezado el éxodo a JxCat o la diputada Laura Borràs, encausada en el Supremo por corrupción. Entre los rostros más visibles, Puigdemont cuenta también con el expresidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Jordi Sànchez, los exconsejeros y también presos Jordi Turull, Josep Rull y Quim Forn, y el presidente de la Generalidad, Quim Torra.

En España

    0
    comentarios

    Servicios