Menú

La cúpula de Podemos avaló el cese de la abogada Mónica Carmona tras saber que había denunciado "graves irregularidades"

La abogada purgada por Podemos comparece este martes ante el titular del Juzgado de Instrucción nº 42 de Madrid tras la denuncia de Calvente.

0
La abogada purgada por Podemos comparece este martes ante el titular del Juzgado de Instrucción nº 42 de Madrid tras la denuncia de Calvente.
Pablo Iglesias, Irene Montero y Pablo Echenique durante una reunión del Consejo Ciudadano de Podemos | EFE

La cúpula de Podemos avaló el cese de la abogada y exreponsable de Cumplimiento Normativo del partido, Mónica Cármona, tras saber que había denunciado "graves irregularidades" internas.

Carmona declara este martes ante el titular del Juzgado de Instrucción nº 42 de Madrid, Juan José Escalonilla, tras la denuncia presentada por su excompañero, José Manuel Calvente. La Fiscalía de Madrid remitía un escrito la semana pasada al juez solicitando que sólo investigue los contratos suscritos con Neurona Consulting, dejando de lado las presuntas irregularidades durante la remodelación de la sede de Podemos, los sobresueldos o la Caja de Solidaridad.

Fuentes conocedoras del caso consultadas por Libertad Digital aseguran que ningún miembro en la Ejecutiva de Podemos, ni del Consejo Ciudadano Estatal de la formación morada debatió o mostró su discrepancia con el cese de Carmona. Todo ello, a pesar de conocer su denuncia interna sobre las posibles "graves irregularidades" detectadas.

El 2 de diciembre de 2019, Calvente era cesado y la Ejecutiva del partido proponía la misma suerte para su compañera y mano derecha Carmona. El 3 de diciembre, la abogada remitía un comunicado por correo electrónico a la Gerencia del partido y a la secretaria de Coordinación Ejecutiva, Ione Belarra, alertando de las irregularidades.

El 4 de diciembre, Carmona enviaba un mensaje del Telegram al propio Pablo Iglesias, avisándole personalmente de las citadas irregularidades sin obtener respuesta. Finalmente, remitía su comunicado al medio centenar de integrantes del Consejo Ciudadano Estatal de Podemos, antes de que votaran su cese.

En el escrito, Carmona afirmaba: "El despido disciplinario del Delegado de Protección de Datos (José Manuel Calvente) y la propuesta de mi cese como Responsable de Cumplimiento Normativo es un grave acto de represalia y posibles coacciones porque estábamos investigando graves irregularidades de Podemos en materia de Protección de Datos y de Cumplimiento Normativo Penal y en los que se verían envueltos varios cargos internos y que conllevaría graves perjuicios para el partido".

"La respuesta de la Gerencia y la Secretaría de Organización Estatal", añadía, "ha sido, en primero lugar, inventar acusaciones contra el Delegado de Protección de Datos para justificar laboralmente su despido, acusaciones que de ser ciertas deberían haber sido contrastadas con él y haberle dado la oportunidad de ser oído y defenderse, lo cual ya es una muestra de que su despido es un inútil montaje y, en segundo lugar, proponer mi sustitución como Responsable de Cumplimiento Normativo, con la excusa de una 'reorganización de departamentos', todo ello para intentar puerilmente ocultar las graves infracciones legales objeto de investigación e intentar doblegar nuestra voluntad".

"Me veo obligada a advertir a todos los miembros del Consejo Ciudadano Estatal para que adopten las medidas y acuerdos necesarios para ordenar al Consejo de Coordinación a restituir a don José Manuel Calvente Redondo en su puesto de Delegado de Protección de Datos y a rechazar mi sustitución como Responsable de Cumplimiento Normativo, permitiendo que se continúen las investigaciones internas en marcha para individualizar las responsabilidades que pudieran derivarse de esos actos, protegiendo al partido como tal", concluía.

Las mismas fuentes consultadas por este diario destacan que durante la votación en el Consejo Ciudadano Estatal del cese de Carmona, todos los dirigentes de Podemos guardaron "un silencio absoluto" y "nadie preguntó, ni formuló duda o mínima discrepancia a esta decisión", apoyando masivamente el despido.

Belarra: "Está dando guerra la mano derecha de Calvente"

Según ha podido saber LD, la secretaria de Coordinación Ejecutiva y actual secretaria de Estado de Agenda 2030 de Pablo Iglesias, Ione Belarra, contestó en privado las dudas de algunos dirigentes del partido afirmando "está dando guerra la mano derecha de Calvente (Carmona), que tiene un tema muy feo de acoso sexual".

Recordamos que la titular del Juzgado de Instrucción nº 32 de Madrid, Rosa María Freire, archivaba en julio la causa abierta contra Calvente, tras la querella presentada por presunto acoso sexual, acoso laboral, hostigamiento, coacciones y lesiones, de su excompañera del equipo jurídico Marta Flor.

Póngase en contacto con nosotros en investigacion@libertaddigital.com

En España

    0
    comentarios

    Servicios