Menú

El TC declara que perturbar una ceremonia religiosa no está amparado por la libertad de expresión

La sentencia contará con los votos particulares de los magistrados Juan Antonio Xiol, Cándido Conde-Pumpido y María Luisa Balaguer.

0
La sentencia contará con los votos particulares de los magistrados Juan Antonio Xiol, Cándido Conde-Pumpido y María Luisa Balaguer.
Misa | La 2

El Tribunal Constitucional ha declarado que perturbar una ceremonia religiosa "no está amparado por la libertad de expresión". La sentencia aprobada esta mañana en el Pleno contará con los votos particulares de los magistrados Juan Antonio Xiol, Cándido Conde-Pumpido y María Luisa Balaguer.

La resolución, que recoge doctrina del Tribunal Europeo de Derechos Humanos y del Tribunal Constitucional, señala que "la celebración de una misa católica es un acto religioso íntimamente relacionado con la dimensión externa de la libertad religiosa, cuyos participantes tienen derecho a no ser inquietados cuando la ejercen, y el Estado tiene el deber de garantizar su pacífica celebración".

El recurrente en amparo fue condenado por la Audiencia Provincial de Gerona y confirmada la pena de seis meses de prisión por la Sala Penal del Tribunal Supremo por perturbar una misa en la iglesia parroquial de Sant Pere de Banyoles, arrojando pasquines, gritando la consigna "aborto libre y gratuito", al tiempo que exhibía en la zona del altar una pancarta en la que sea leía "fuera rosarios de nuestros ovarios". La ceremonia religiosa fue interrumpida durante unos minutos.

El caso de Rita Maestre

En el año 2016, el Juzgado Penal nº 6 de Madrid condenaba a la entonces portavoz del Ayuntamiento de Madrid y actual edil de Grupo Municipal Más Madrid, Rita Maestre, a abonar una multa de 4.320 euros por el conocido como 'asalto' a la capilla del campus de Somosaguas de la Universidad Complutense de la capital de España, que tuvo lugar cinco años ante.

El tribunal consideraba probado que Maestre accedió a la capilla junto al resto de jóvenes que protagonizaron los hechos, se quitó la camiseta y se quedó en sujetador mientras otras asaltantes se desnudaban de cintura para arriba. El Juzgado también entendía acreditado que algunos de los presentes portaban imágenes del Papa con una esvástica y que, en presencia de varios estudiantes que estaban orando, la hoy edil, "en unión y de acuerdo con otras mujeres, con intención de ofender los sentimientos religiosos de los allí presentes y del colectivo católico, invadieron el espacio destinado al altar", rodeándolo y leyendo un manifiesto contra la Iglesia y su supuesto machismo.

Póngase en contacto con nosotros en investigacion@libertaddigital.com

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot