Menú

Cuatro de cada diez barceloneses creen que el coronavirus es una creación de laboratorio

El 16,5% opina que la pandemia es una "conspiración de las elites mundiales para recortar libertades", según una encuesta municipal.

0
El 16,5% opina que la pandemia es una "conspiración de las elites mundiales para recortar libertades", según una encuesta municipal.
Un miembro de la Brigada Paracaidista del Ejército desinfectando un centro de mayores en Madrid. | EFE

El 40% de los barceloneses considera que el coronavirus es una creación artificial surgida de un laboratorio, frente a un 49,8% que está en desacuerdo con esa tesis. El 10,2% restante tiene dudas y no se atreve a pronunciarse, según el barómetro semestral que lleva a cabo el Ayuntamiento de Barcelona. Además, el 16,5% opina que la pandemia "es una conspiración de las élites mundiales para recortar libertades individuales". El 5,1% no sabe o no contesta y el 78,4% no cree tal cosa. En cuanto a las medidas para contener la propagación del virus, el 57,3% de los barceloneses aboga por medidas más drásticas, tales como un nuevo confinamiento domiciliario.

Entre los ciudadanos de la capital catalana también se registra una cierta reserva respecto a la vacuna, de modo que el 11,8% asegura que no se vacunará y el 15,1%, que "probablemente" tampoco. En el lado contrario, el 37,5 % está convencido de ponérsela y el 29,3 % afirma que probablemente sí que se pondrían la vacuna. El 6,3% tiene dudas y declina pronunciarse. Las mujeres son más reticentes que los hombres y la población de más edad (más de 64) y la de menos (entre 18 y 24), la más partidaria de la vacunación.

El barómetro municipal muestra también una gran preocupación por los efectos de la pandemia en la economía. Entre el 80 y el 85% de la población cree que la situación económica de Barcelona, Cataluña y España es mala o muy mala, si bien un 54,4% de los encuestados confía en que la economía mejore el próximo año.

La inseguridad ciudadana sigue siendo la primera preocupación de los barceloneses (12,4), seguida del tráfico (9,4), el paro (9), el coronavirus (8,3) y el acceso a la vivienda (7,4). El encaje de Cataluña en España ha caído a los últimos puestos de las inquietudes de los barceloneses (1,2) a pesar de que el año pasado la puntuación al respecto era del 14.9.

La gestión municipal es considerada como mala o muy mala por el 46,1% de los encuestados. El 39,2% opina lo contrario. Respecto a los dirigentes de los grupos municipales, Ernest Maragall (ERC) es el único líder político que aprueba, con un 5,2 de nota media. Le siguen el socialista Jaume Collboni, con un 4,7; Elsa Artadi (JxCat), con un 4,4, y la alcaldesa, Ada Colau, que recibe una puntuación de 4,3. A Mari Luz Guilarte (Cs) le otorgan un 3,5; Josep Bou (PP) obtiene un 3 y Manuel Valls tiene un 2,7.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia