Menú

"Podemos asusta con su violencia contra la Corona y Sánchez pone tiritas"

Podemos vuelve a sus recurrentes ataques a la monarquía ante un Sánchez silente.

Podemos vuelve a sus recurrentes ataques a la monarquía ante un Sánchez silente.
Sánchez en Marivent para despachar con el Rey. | EFE

El Mundo

"Pedro Sánchez tolera el ataque de Podemos a Juan Carlos I mientras se reúne con Felipe VI". ¿Hay algún ataque a la monarquía que no tolere Sánchez? Después de lo del comunista de Perú lo de Podemos son niñerías. Dice el editorial que "mientras repetía el mantra de que su Gobierno está comprometido «con todas las instituciones constitucionales» en alusión a la Corona, flotaba el eco de la invectiva que la ministra Ione Belarra acababa de lanzar contra la Monarquía parlamentaria". ¿Ione Belarra? Ah, sí, otra de las chicas del harén de Pablo Iglesias que el exjefe podemita ha ido colocando por ahí.

"La abierta hostilidad podemita sobrevoló el tradicional despacho que, como cada agosto, mantuvo ayer el presidente con el Rey en Palma de Mallorca", que tiene más paciencia que el santo Job.

"La casualidad -o no- ha querido que coincidiera con el primer aniversario de la salida de España de Don Juan Carlos. Y la efeméride ha sido bien aprovechada, como tantas otras veces, por la formación morada y los nacionalistas para redoblar su campaña contra la Monarquía, siempre ante el silencio cómplice del socialismo". Es como un tema recurrente veraniego, tampoco hay que darle mucha importancia a lo que haga o diga Podemos.

"De un presidente responsable se esperaba, además de explicaciones sobre la situación del padre del Rey, una defensa inequívoca de la Corona como institución angular y una respuesta firme a todas las acusaciones falsas de sus socios, porque con ellas ponen deliberadamente en solfa al sistema en su conjunto". Peras al olmo.

Presume Rosell de las "encuestas como la publicada recientemente por EL MUNDO" que muestran "la popularidad y el respaldo mayoritario" a Felipe VI.

Pero a Eduardo Álvarez considera que a Felipe VI le iría mejor "si algunos de los que le quieren tanto le quisieran menos pero mejor. Achicharran las efemérides cuando, como ha ocurrido con el primer aniversario desde la expatriación de Juan Carlos I, se recuerdan no ya un día sino una semana entera. Y, así, al Rey actual le han dado el inicio de sus vacaciones con encuestas, globos sonda, peticiones públicas de cortesanos, etecé, empujando para que el Emérito regrese a España".

"Hay en marcha una operación salvar al Emérito con la que sus promotores parecen no darse cuenta -o a lo peor sí- de que dejarían sin flotador en medio de la alta mar a Felipe V". Lo mejor que le puede pasar a Felipe VI es mantenerse "lo más lejos posible del padre". Pues Abu Dhabi está bastante lejos.

Pero tampoco este destino le parece bien a Álvarez. "No fueron Zarzuela ni Moncloa los que obligaron al Emérito a volar hasta la satrapía de Abu Dhabi. Fue elección suya, exclusivamente. Todo un órdago a Felipe VI, quien, mientras sortea los mandobles de Podemos y del independentismo, recibe tortas de algunos que dicen quererle tanto". Debería tirarles la corona a la cabeza. Qué paciencia, Felipe, qué paciencia.

El País

El País echa el resto con los datos de empleo. "España bate en julio su récord de empleos pese a la pandemia". Ese Sánchez, ese Sánchez, eh, eh.

Pasa de puntillas sobre los ataques a la monarquía. "Sánchez elogia el compromiso de Felipe VI con la transparencia y elude hablar del rey emérito". Y puede que Felipe VI prefiera que se pase de puntillas.

Dice el editorial que "en cualquier economía el comportamiento del mercado de trabajo es uno de los exponentes más importantes del arraigo de la recuperación económica. Fue el nivel de empleo el que inmediatamente sufrió las consecuencias de la severidad de la crisis desatada por la pandemia y el principal centro de atención de las respuestas de política económica en todos los países. En el nuestro de forma particular, dada la estructura productiva de la economía y la precariedad dominante en el empleo. Por eso el Gobierno atendió la contención de la sangría articulando el mecanismo de los ERTE que se ha revelado muy eficaz". Ooooole, ese Sánchez.

"Por tercer mes consecutivo los datos ahora conocidos de julio confirman de forma inequívoca la recuperación de ese desequilibrio. El muy sensible indicador de afiliados a la Seguridad Social ha batido un nuevo récord con 19.591.728 afiliados, la cifra más alta de la historia. También es destacable la rapidez con que se han restaurado los niveles previos a la pandemia, mucho antes de lo ocurrido tras la crisis financiera de 2008", cuando no estaba el Pedro el Grande, sino Rajoy.

"La continuidad de ambos apoyos dependerá de la fortaleza de la recuperación. Y esta, de la extensión de la vacunación y del cumplimiento de las pautas de comportamiento para neutralizar la extensión del virus". "Lejos de ser ámbitos diferenciados, salud y actividad económica conforman un tándem en el que la responsabilidad política es el principal acelerador". Vamos, lo que ha hecho Ayuso. Lo mismo es un halago encubierto a la presidenta madrileña.

ABC

"Sánchez tolera los ataques a Juan Carlos I para no enfrentarse a Podemos". Dice Julián Quirós que "no es la primera ocasión en la que asistimos al reparto de papeles; los malos malotes de Podemos ponen contra las cuerdas a la Casa Real mientras los conciliadores del PSOE llegan después con las tiritas". Cuando llegan. A Quirós le recuerda "aquella comparación de Arzallus entre ETA y el PNV: «Unos mueven el árbol y otros recogen las nueces». El árbol republicano lo sacude Podemos y las nueces, a lo tonto a lo tonto, las espera cosechar Pedro Sánchez". Pues que espere sentado.

Dice el editorial que "Pedro Sánchez no se atrevió a desautorizar a la ministra de Unidas Podemos que también, y con la excusa de señalar a Don Juan Carlos, cargó contra la Corona. Ni siquiera la insistencia de los periodistas convocados en Palma logró arrancarle el más mínimo reproche hacia sus socios de gabinete". Sánchez ha dejado en pañales a Rajoy con su resistencia a contestar preguntas.

"Cohabitar en La Moncloa con una facción republicana que arremete de forma feroz y sistemática contra la monarquía parlamentaria es un problema que no existe para Sánchez, en cuya reciente crisis de gobierno ya dejó claro que los ministros de Unidas Podemos van por libre y son intocables". Si ti no soy nada.

La Razón

"Sánchez alaba la renovación y transparencia de la Corona". Marhuenda se queda con lo positivo. Dice La Razón en un Puntazo que "los comunistas en el Gobierno han convertido en insano hábito difamar a la Corona e injuriar directamente al rey padre, con invectivas manipuladas y mendaces", en referencia a la embestida de Belarra. "Nada esperamos" de un partido como Podemos, salvo corrupción, agresiones y violencia, "pero confiamos en que el presidente del Gobierno sea otra cosa", jajaja. Ilusos.

Jorge Vilches dice que "Sánchez se erige en el gran poder de España, con una Corona atada a su decisión". Vamos, que cree que tiene a Felipe cogido por ahí. "En todo esto Podemos juega el papel del radical que asusta. Para eso sirve Ione Belarra y el resto de podemitas". No exageremos, no sirven ni para eso, a ellos les das un carguito y todo lo demás es puro teatro, que les tenemos ya muy calados. "Teniendo a estos a su izquierda, como violentos de libro, es fácil para Sánchez tomar el papel de moderado, de tapón de la botella republicana sin el cual todo estalla". Pues está más despistado que el barco del arroz. El tapón es la ciudadanía española. ¿No se ha enterado Sánchez de que la gente le aborrece? Está en Babia si cree que Felipe es su rehén.

En España

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia