Menú

La entrada de Begoña Gómez en la Complutense con el máster de Barrabés le permitió vender másteres a 4 veces su precio

Begoña Gómez, antes del ascenso al poder de Pedro Sánchez, organizaba cursillos muy básicos, pequeños, baratos y mal remunerados.

Begoña Gómez, antes del ascenso al poder de Pedro Sánchez, organizaba cursillos muy básicos, pequeños, baratos y mal remunerados.
Europa Press

El escándalo de los másteres que codirige Begoña Gómez en la Complutense —sin tener titulación universitaria— y que montó de la mano de Carlos Barrabés —la persona a la que Gómez ayudó a lograr más de 10 millones de euros en contratos públicos con cartas de recomendación al Gobierno de su marido— se ha disparado de tal manera que Moncloa ha empezado a filtrar mensajes urgentes de defensa de la mujer del presidente. Uno de ellos consiste en afirmar que la mujer del presidente ya desarrollaba esta labor antes de la escalada al poder de Pedro Sánchez.

Una vez más, la afirmación del Gobierno es falsa. Begoña Gómez, antes de su entrada en la Complutense —en pleno ascenso al control del PSOE por Pedro Sánchez— organizaba unos cursillos de 72 horas en su anterior ubicación profesional —Task Force—. Unos cursillos en captación de fondos por los que cobraban 670 euros.

De cursillos básicos a másteres avalados por la UCM

Pero su entrada en la Complutense —pese a carecer de titulación universitaria oficial— cambió ese panorama: los cursillos se convirtieron en másteres avalados por la mayor universidad pública española y eso se notó: multiplicaron casi por nueve su número de horas y casi por cuatro su precio, hasta costar 2.800. Y hasta con "facilidades de pago, consultar en secretaria general" de la Complutense, como señala el máster. Y ese máster se lo armó Barrabés.

Begoña Gómez logró el salto a la primera división universitaria gracias a su entrada en la Complutense con el máster que le armó Carlos Barrabés. Y hay que recordar que, por el momento, ya se sabe que la mujer del presidente Pedro Sánchez firmó cartas de respaldo a Barrabés para que se hiciera, al menos, con 10 millones en contratos públicos.

Gómez había tenido hasta ese momento unos cursillos: el curso de Técnico en Fundraising. Libertad Digital ha tenido acceso a la documentación de esos cursillos impartidos previamente a la creación del máster. Y eran muy básicos, muy pequeños y mucho más baratos.

El curso "ha sido diseñado partiendo de una visión del sector y de la nueva situación de mercado con que se encuentran las ONL. Se profundiza en cada uno de los puntos conjugando experiencia y conocimientos de un grupo de profesionales de más de 20 años en el sector, siendo la AEFR y la UCM dos grandes impulsores en la profesionalización de las ONL, dando respuesta a la demanda social siendo este el primer curso de formación presencial en Fundraising avalada por el Centro Superior de Estudios de Gestión de la UCM", señalaba esa documentación.

Su relación con la Complutense

Efectivamente intervenía la Complutense, pero sólo para albergar los cursos y sin aceptar que Begoña Gómez entrase en su estructura como codirectora de másteres, cosa que cambió con el crecimiento político de Sánchez.

"DESTINATARIOS. Grupo máximo de 20 personas. Está dirigido a todos aquellos que quieran cubrir las necesidades formativas para desarrollar planes de captación de fondos", señalaba el cursillo. El "grupo docente de primer nivel con gran experiencia sobre las áreas que imparten" del "primer curso validado por la AEFR y por el Centro Superior de Estudios de Gestión de UCM" —no por la Complutense en su categoría de másteres— contaba ya con Begoña Gómez, por supuesto, que se presentaba como directora de Task Force, especialistas en Captación de Fondos. Eso sí, ella no dudaba en calificar a su cursillo de 72 horas como máster y asignarse una función de "directora Máster Begoña Gómez Fernández miembro de AEF y Directora de Task Force, unidad perteneciente al Grupo Inmark, consultoría con más de 12 años de experiencia en el Tercer Sector formando e implementando estrategias de captación de fondos para diferentes ONL en España y Latinoamérica".

La entrada en la Complutense cambió otra cosa más: "PRECIO. 670 Euros. El coste de la matrícula puede fraccionarse en dos pagos", señala la documentación del cursillo. Y en la Complutense ese factor se disparó: "2.800 euros. Facilidades de pago, consultar en secretaria general. Formación bonificada para los que estén trabajando en el marco del Régimen General de la Seguridad Social". Además, el aval ya no era del "Centro Superior de Estudios de Gestión de UCM", sino que contaba con el de la "Escuela de Gobierno. Universidad Complutense de Madrid".

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso