Menú

Del Báltico a Rumanía: así es el despliegue de las Fuerzas Armadas españoles en la Europa del Este

Hay despliegue de medios terrestres, marinos y aéreos. La cifra total de militares en la zona supera los 2.000 efectivos.

Hay despliegue de medios terrestres, marinos y aéreos. La cifra total de militares en la zona supera los 2.000 efectivos.
El despliegue de las FAS españolas en la Europa del Este. | Libertad Digital.

El despliegue de las Fuerzas Armadas españolas en el Este de Europa, en el denominado muro anti-Rusia de la OTAN, ha ido aumentando de forma exponencial en los últimos años. El primer incremento se produjo tras la invasión rusa de Crimea y el apoyo a los levantamientos armados en el Donbás ucraniano en 2014. El segundo aumento ha llegado con la segunda invasión rusa a Ucrania que se inició en febrero de 2022.

Las tres pequeñas repúblicas bálticas (Estonia, Letonia y Lituania) han contado de forma casi continua de efectivos españoles desde hace una década. Letonia es el país con más presencia en estos momentos, seguida de Lituania. No hay efectivos españoles en Estonia, después de que en los últimos meses se haya replegado un sistema de misiles antiaéreos NASAMS que estuvo allí casi un año y a la espera de la siguiente rotación de cazas españoles en este país.

En Letonia hay actualmente dos despliegues diferentes, pero ambos bajo bandera de la OTAN. Por un lado, hay un destacamento de 85 militares del Ejército de Tierra que conforman una Unidad de Defensa Antiaérea (UDAA), con sede en la base aérea de Lielvardes. Están a cargo de una batería de misiles NASAMS que protege puntos sensibles del país de posibles ataques con misiles desde la vecina Rusia.

Por otro lado, hay un destacamento de unos 600 efectivos del Ejército de Tierra que forman parte del Batallón Multinacional o Battle Group de la Alianza Atlántica en este país y se encuentran en la base de Azadi. Entre los medios que aportan hay carros de combate Leopardo 2E, vehículos de combate de infantería (VCI) Pizarro, vehículos de combate de zapadores, vehículos de transporte oruga acorazado (TOA) o misiles contracarro Spike.

En la vecina Lituania hay en estos momentos un destacamento aéreo en misión OTAN de Policía Aérea en el Báltico. Está compuesto por ocho cazas F18 Hornet pertenecientes al Ala 12 (Torrejón de Ardoz) y al Ala 15 (Zaragoza) que están desplegados en el base aérea de Siauliai, además de 150 militares españoles entre pilotos, mecánicos, armeros… Junto a ellos está desplegado también un avión de transporte A-400M también del Ejército del Aire y el Espacio.

El despliegue más numeroso de militares españoles en el Este de Europa se encuentra en estos momentos en Eslovaquia, donde las Fuerzas Armadas acaban de desplegar a algo más de 700 efectivos y 250 vehículos para liderar el Batallón Multinacional o Battle Group que la OTAN acaba de poner en marcha en el país este mismo año. Un destacamento que se encuentran en la localidad eslovaca de Lest.

Rumanía es el último país con presencia militar española en estos momentos. Allí hay desde hace más de un año el denominado Destacamento Tigru, compuesto por una cuarentena de efectivos del Ejército del Aire y el Espacio y por un radar AN/TPS-43M del Grupo Móvil de Control Aéreo (GRUMOCA), que tiene como misión controlar el espacio aéreo rumano para detectar la entrada de posibles amenazas aéreas.

Justo de este país acaba de replegar esta misma semana el Destacamento Paznic, que estaba compuesto por cinco cazas Eurofighter Typhoon del Ala 14 –con base en Torrejón de Ardoz (Madrid)– y casi una sesenta de militares españoles (entre pilotos, mecánicos, armeros…). Ubicado durante tres semanas en la base aérea Mihail Kogalniceanu, ubicada en la localidad de Constanza, a orillas del Mar Negro, fue desplegado de forma exprés a principios de mes.

A estos despliegues en países de la Europa del Este se une también la presencia española en las agrupaciones navales permanentes de la OTAN, que tienen como misión controlar las aguas de soberanía y adyacentes de sus países miembros y que patrullan de forma habitual por zonas de gran influencia rusa como el Mar Báltico o el Mar Negro. En dos de esas agrupaciones navales aliadas hay en estos momentos presencia española.

La fragata F102 Almirante Juan de Borbón de la Armada está liderando durante este primer semestre de 2024 la Agrupación Naval Permanente número 1 de la OTAN (SNMG-1), que es la encargada de patrullar el Atlántico Norte y el Báltico. Junto a ella, está también integrado en esta agrupación multinacional el Buque de Aprovisionamiento de Combate (BAC) A-15 Cantabria. Entre ambas embarcaciones hay unos 270 efectivos de la Armada desplegados.

Por su parte, el cazaminas M-31 Segura se encuentra dentro de la Agrupación Permanente de la OTAN de Medida Contraminas número 2 (SNMCMG-2) y, aunque en la última semana ha estado participando en un ejercicio colectivo aliado en aguas francesas, su agrupación tiene entre sus cometidos no sólo controlar las aguas del Mar Mediterráneo, sino también del Mar Negro, la vía de acceso rusa al propia Mediterráneo.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso