Menú

Rajoy advierte de que aplicará la Constitución "si llega el caso"

Sesión de control al Gobierno centrada en el órdago secesionista catalán. En víspera de la visita de Mas, el presidente marca sus líneas rojas.

194
Sesión de control al Gobierno centrada en el órdago secesionista catalán. En víspera de la visita de Mas, el presidente marca sus líneas rojas.
Rajoy, en el pleno del Congreso de este miércoles | Diego Crespo

Una semana después, los ecos de la manifestación independentista de Barcelona llegaron al Congreso de los Diputados. Y el incendio político parece lejos de menguar, toda vez que el Rey don Juan Carlos medió en la discusión pidiendo que se eviten quimeras y Artur Mas ya prepara la maleta de exigencias para tocar a la puerta del palacio de La Moncloa este jueves. Pero, pese a la marejada, el presidente del Gobierno insiste en rebajar la tensión y en recalcar que, en caso de que los sucesos vayan a más, siempre le quedará acogerse a la Constitución y al conjunto de leyes que nos representan.

De nuevo, Rosa Díez volvió a provocar que Mariano Rajoy se revolviera en su escaño con un discurso que, admiten en el PP, en ocasiones es música celestial para sus bases. La líder de UPyD le exigió que los fondos que el Estado dará a la Generalidad para hacer frente a impagos no vayan, en la práctica, a financiar políticas identitarias que tengan como objeto separarse de España. "Un respuesta clara y directa" que, reclamó, debería llegar en el transcurso del despacho que mantendrá con Mas en pocas horas.

Aún más, Díez llegó a invocar al artículo 155 de la Carta Magna, que establece la posibilidad de actuar "si una comunidad no cumpliere las obligaciones que la Constitución u otras leyes le impongan, o actuare de forma que atente gravemente al interés general de España". Entonces, sigue el texto, se podrán "adoptar las medidas necesarias para obligar a aquélla al cumplimiento forzoso de dichas obligaciones o para la protección del mencionado interés general".

El presidente no llegó tan lejos. Ni mucho menos. El Gobierno, argumentó, tiene la obligación de acudir al auxilio de las regiones que tengan problemas. De hecho, si algo lleva por bandera es que ha sido él y no otro quien más está ayudando a las instituciones autonómicas, entre ellas la Generalidad. Primero con la línea de crédito ICO y después con el fondo de liquidez. "Me tengo que preocupar de las comunidades", dijo, mentando sus vencimientos de deuda o el pago a proveedores.

Como también es habitual, Rajoy se expresó en plural, sino hacer mención concreta a Cataluña. Pero qué duda cabe que se refería a esta comunidad cuando se puso en el escenario más extremo. Si llega, dijo, responderá "con la Constitución y las leyes". "Yo he jurado guardar y hacer guardar" las normas, incidió, "y así lo haré si se da el caso".

No al pacto fiscal

Ya en respuesta al diputado de CiU Pere Macías, sobre este mismo asunto, el presidente fue aún más concreto: "Este no es el momento para crear más problemas de inestabilidad política", afirmó, en vísperas de la llegada de Mas a Madrid. Recalcó, además, que no comparte el denominado pacto fiscal: "No estoy de acuerdo con el concierto económico que ustedes promueven". Aunque haya avances, que no descarta. Pero, en ningún caso, pacto fiscal. María Dolores de Cospedal hizo de coro en Los Desayunos de La Razón: "No hay margen, se lo digo así de claro", manifestó.

"No se puede generar inestabilidad política tomando decisiones equivocadas" porque "se van de las manos", incidió Rajoy en la sesión de control. "Lo peor es empecinarse en el error", añadió. Para el presidente, "no se le puede echar la culpa de todo lo que pasa a los demás", por lo que instó a "colaborar" entre organismos y a "responder a los problemas reales" de catalanes, y también del resto de españoles.

Rajoy 'entiende' a Rubalcaba

El tercer turno fue para el líder de la oposición. Alfredo Pérez Rubalcaba le preguntó escueto al presidente del Gobierno si "¿tiene un plan para España?", a lo que Rajoy contestó afirmativamente que éste consiste en el cumplimiento de los objetivos de déficit en aras de la recuperación de la economía y la generación de empleo. En el turno de réplica, también estuvo presente la manifestación de la Diada el 11 de septiembre en Cataluña pero Rubalcaba -más allá de constatar el "problema político" que no se resuelve "dejando pasar el tiempo"-, quiso centrarse en la manifestación del pasado sábado en Madrid, en contra de los recortes.

"Hoy muchos ciudadanos tienen la sospecha de que usted no sabe donde va y la convicción es que por ese camino no quieren seguir", dijo el secretario general del PSOE jaleado por un clamoroso '¡bien!' exclamado por su número tres en el Congreso, Eduardo Madina. Tras responder que "el plan es afrontar la herencia que ustedes nos dejaron", Rajoy desveló que entiende al líder de la oposición, pero que la ideología no es una prioridad en este momento.

"Señor Pérez Rubalcaba, yo le entiendo, pero usted tiene que entender que sus políticas han traído a España hasta aquí y que, por tanto, hoy no se pueden aplicar porque si las aplicamos España estará mucho peor que como estamos en estos momentos. Hay que cambiar, hemos cambiado, esto tardará en producir sus efectos, pero no le quepa ninguna duda de que dentro de poco volverá a haber en España crecimiento económico y empleo, que es para lo que trabajamos. Muchas Gracias".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation