Menú

Rajoy ofreció a Bárcenas sueldo y coche a cambio de dejar la tesorería

En una larga entrevista con Pedro J. Ramírez antes de entrar en prisión, Luis Bárcenas señala directamente a Rajoy, Cospedal y Arenas.

0
En una larga entrevista con Pedro J. Ramírez antes de entrar en prisión, Luis Bárcenas señala directamente a Rajoy, Cospedal y Arenas.
"¡Por Dios, Luis cómo puedes tener estos papeles!" exclamó Rajoy cuando su tesorero le amenazó con terminar con la carrera política de su secretaria general, María Dolores de Cospedal, por el cobro de una comisión ilegal de 200.000 euros en Castilla-La Mancha.

"¡Me están machacando! ¡O le paras los pies a esa tía o te quedas sin secretaria general! ¡La única irregularidad que yo he cometido en estos años, en esta casa, ha sido por esta señora!", recordaba haber exclamado Luis Bárcenas ante Rajoy en la entrevista de cuatro horas con Pedro J. Ramírez momentos antes de entrar en la prisión de Soto del Real.

Ante esta información, Rajoy pidió "templanza" a Bárcenas y aclaró: "Eres víctima de una persecución política. Esto no va contra ti, va contra mi" y le prometió no abandonarle. Entonces, el líder del PP pidió a su tesorero que dejara el puesto aunque seguiría cobrando lo mismo y mantendría el coche y las demás prebendas del partido. A su vez, Bárcenas le pidió que cambiara a las dos fiscales anticorrupción porque tenían "animadversión" hacia él, decía el ya extesorero del PP.

Otro de los que estuvo presente en aquella reunión en el despacho de Rajoy en la sede del PP en Génova fue Javier Arenas. Precisamente, el líder de los populares andaluces fue el encargado de tramitar el finiquito de Bárcenas. Fue ya en 2012 cuando el extesorero supo que las autoridades suizas habían pedido información a su banco por la comisión rogatoria que se había enviado desde España.

Bárcenas informó a Arenas de que había aprovechado ya la amnistía fiscal de Montoro para regularizar su situación y que "para proteger al PP del escándalo" por las cantidades que tenía en Suiza, lo mejor era "dejar de cobrar del partido" y poner fin "a sus 30 años de relación laboral mediante el correspondiente finiquito. Arenas niega que esa conversación se produjera nunca", aclara Pedro J.

De la conversación con la que abre su edición de este domingo el diario El Mundo, lo más destacado es la implicación de Rajoy en la trama de financiación ilegal del Partido, la cofesión por parte de Bárcenas de que los famosos papeles que aparecieron eran suyos. Que cuando negó su autoría lo hizo como "gesto de lealtad" hacia Rajoy, y la complicación de otros destacados miembros del partido como Cospedal o Arenas.

También llama la atención el nivel de detalle con el que cuenta el "modus operandi" que empleaban Álvaro Lapuerta (cuando era tesorero) y él mismo (en calidad de gerente) para recaudar dinero negro de "donantes" que llegaba en efectivo y en bolsas, maletas, maletines, etc. para quedar registrados y convenientemente guardados en cajas fuertes. Un dinero que se empleaba para pagar en negro el sobrecoste de las campañas electorales y sobresueldos a miembros del partido. El encargado de repartirlo era Álvaro Lapuerta. "Le agradaba especialmente esta tarea y solía combinarla con algún detalle personal. En uno de los casos llevaba junto al sobre una caja de puros Montecristo al ministerio correspondiente", cuenta Pedro J. en la entrevista.

Los documentos que aún esconde Bárcenas –siempre según su testimonio recogido y reproducido por Pedro J. Ramírez- "haría caer al Gobierno" aunque prefiere no darles publicidad porque "en las actuales circunstancias lo último que le conviene a España es que caiga este gobierno". en resumen, Bárcenas asegura que el PP estuvo financiándose de forma ilegal durante más de 20 años, confirmaría el cobro de sobresueldos, el empleo de dinero negro para el pago de sobrecoste de las campañas electorales, el cobro de comisiones ilegales y el conocimiento de todas estas actividades por parte de Mariano Rajoy.

Entre las cosas que cuenta también está el empeño de Lapuerta en que el presidente incluyera a Carmen Rodríguez Flores en las listas electorales. "Lapuerta le había dicho a bárcenas que Rajoy le estaba dando largas y que, como no podía consentirlo después de tantos años de servicio al partido, estaba dispuesto a utilizar la contabilidad B del PP para presionarle"

Tras estas "cuatro horas mirándonos a los ojos sin parapadear", concluye Pedro J. Ramírez, "le dije que si estaba en condiciones de probar documentalmente y en sede judicial la mitad de lo que me había contado, provocaría una gran catarsis en el sistema político español", pero que "mientras no lo hiciera, su situación se parecería cada día más a la de Amedo".

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Tienda LD