Menú

Rajoy: "He subido muchos impuestos" pero "ahora toca una bajada"

El informe de expertos estará listo a finales de mes pero la reforma no verá la luz hasta mayo y no habrá bajada de impuestos hasta 2015.

89

El presidente promete que, en breve, habrá noticias sobre la publicitada reforma fiscal con la que pretende darle la vuelta a una legislatura de fuerte subida de impuestos. "Yo he subido muchos impuestos pero es nadie se encontró al país en una situación como la encontré yo", se defendió en el Congreso. Si bien, matizó, se resistió a que "se subieran otros" en relación a las pymes y los autónomos y el IVA de restaurantes y hostelería al 21 %, en lugar de dejarlo en el 10 %.

En todo caso, Mariano Rajoy dijo que el cambio de tendencia está próximo a llegar. A finales de este mes de febrero, los expertos presentarán su informe sobre el plan de acción en materia de impuestos. De inmediato, el Ministerio de Hacienda elevará al Consejo de Ministros el suyo y con esta base se darán algunas pinceladas en el Debate sobre el estado de la Nación.

Para la reforma concreta -más allá de los informes- habrá que esperar. Cristóbal Montoro espera poder presentarla en mayo, según las fuentes consultadas. Aunque a lo largo de 2014 se tomarán algunas medidas, las "importantes" -esto es, la bajada de impuestos- no se espera hasta enero de 2015. "Ahora toca una bajada", admitió el jefe del Ejecutivo en la sesión de control.

Previamente, CiU le había sacado los colores. Tras recordar todos los impuestos que han ido subiendo con el PP en la Moncloa, Josep Sánchez Llibre le calificó como "el campeón en el ranking tributario" con una política confiscatoria "que perjudica a familias, clases medias y rentas bajas". "A quién trabaja lo fríe a impuestos y lo deja seco", simplificó, al tempo que exigió un "cambio radical" gracias a una bajada del IRPF y del IVA cultural, entre otras medidas.

Rajoy recogió el guante y dio algunos detalles de la nueva reforma, si bien muy generales. Según el presidente, estimulará la contratación, mejorará la competitividad en línea con las medidas de estímulo fiscal introducidas en la ley de emprendedores, será más equitativa, favorecerá la lucha contra el fraude y aumentará la recaudación. "Favorecerá el ahorro así como a las familias y los dependientes", remató. Anteriormente, ya avanzó que la medida estrella será una bajada del IRPF.

El presidente respondió a tres preguntas este miércoles. La primera, sobre el sistema financiero. Entre muchos reproches, Cayo Lara (IU) le preguntó si tiene intención de promover una comisión parlamentaria de investigación para depurar responsabilidades políticas ante la "quiebra" de las cajas de ahorro. "En España, las instituciones, los tribunales, funcionan. Dejémosles que hagan su labor y que el Gobierno y el Parlamento se ocupen de la suya", rechazó Rajoy, no sin recordar que ya hay varias investigaciones judiciales abiertas y se están depurando responsabilidades.

Reforma del aborto

Por último, el líder de la oposición sacó a colación la reforma de la ley del aborto. Fue entonces cuando se vivieron los momentos más intensos con reproches que se lanzaban desde las bancadas del PP y del PSOE. A las críticas, Rajoy respondió con una pregunta a Alfredo Pérez Rubalcaba: "¿Por qué la ley era buena en 1985 y ahora que la hacemos nosotros es mala?". Y aún añadió: "Entiendo que todos los reproches que me ha hecho a mí se los ha hecho usted a sí mismo durante 25 años (…) tiene una vara de medir bastante extraña".

Para el presidente, los cambios son necesarios. La mujer no tendrá reproche penal "nunca", las menores de edad "tendrá que contar con el consentimiento paterno para abortar" y se establece "asesoramiento social y clínico" sobre alternativas y consecuencias. "Algo bastante positivo", precisó, recibiendo el apoyo de los suyos. Pese a ello, Rajoy se mostró dispuesto a dialogar; "hablar y acordar" pero no que el PSOE pretenda "prohibir a un grupo parlamentario legitimado por las urnas que presente un proyecto de ley".

Era la primera vez que Rubalcaba escogía esta cuestión para su debate semanal con el presidente, y no ahorró críticas. A su juicio, la nueva reforma divide a las mujeres "con recursos y sin recursos" y se envolvió en la bandera de la "libertad" para defender que todo se quede como está. A su juicio, el presidente se está vendiendo por "un puñado de votos de la extrema derecha".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation