Menú

Así envejecerán nuestros políticos

Cada cierto tiempo aparece una aplicación que vuelve loco a todo el mundo. FaceApp es una app del 2017 que, sin embargo, ha despuntado este verano convirtiéndose en toda una moda. Nosotros hemos pasado a los políticos nacionales por su algoritmo y observado qué es lo que salía. ¿Sorprendidos? 

1 / 11

Ni siquiera Santiago Abascal es inmune a los estragos de la edad. Menos pelo y una barba más blanca no merman su masculinidad.

2 / 11

Ya quisiera Albert Rivera seguir pisando esRadio cuando tenga esa edad. Y nosotros lo veremos.

3 / 11

Quien tuvo, retuvo. Inés Arrimadas puede decir sin asomo de duda que la belleza nunca se jubila.

4 / 11

Determinados gestos marcan las arrugas del rostro, e Irene Montero frunce mucho el ceño. 

5 / 11

Así sonreiría un provecto Pablo Casado según la aplicación FaceApp. Nótese que el pelo no se le ha caído. 

6 / 11

Pablo Iglesias está hecho todo un viejo hippy, digno de la secuela jamás realizada de Easy Rider.

7 / 11

Muchos dudaban de la durabilidad política de Pedro Sánchez. ¿Por qué hacerlo ahora de su supuesta inmortalidad?

8 / 11

Puigdemont es todo un vampiro emocional, pero ya no conecta tanto con la gente... por lo que podría tener este aspecto casi senil. Quizá por eso se esconde tanto.l 

9 / 11

Teresa Rodríguez aparece aquí marcando muy claramente las sílabas, adoctrinando a su oyente. Y su rostro acusa esa exigente mueca.

10 / 11

Ortega Smith mira intensamente a su interlocutor. Su aspecto es igual de contundente que ahora, pero con más canas.

11 / 11

FaceApp sabe que los malos resultados electorales generan arrugas, y Susana Díaz ha tenido algunos este año. El cuello se destensa y las patas de gallo hacen su aparición.

0
comentarios