Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

Charles Krauthammer anuncia que le quedan unas semanas de vida

El comentarista político norteamericano, al que Libertad Digital publicó sus columnas durante seis años, padece un cáncer terminal.

0
Charles Krauthammer. | Facebook personal

En una emotiva carta publicada por Fox News, televisión donde colaboró hasta el verano pasado, el comentarista político Charles Krauthammer ha anunciado que le quedan unas pocas semanas de vida. No es su primer problema médico importante, porque sufrió un accidente de buceo en su primer año en la escuela de medicina de Harvard que lo dejó tetrapléjico y lo mantuvo catorce meses en el hospital, pese a lo cual logró graduarse en 1975.

De 68 años de edad, abandonó su carrera como psiquiatra para dedicarse al análisis político. Ganador de un Pulitzer, colaboró semanalmente con el programa de la CBS Inside Washington desde 1990 hasta que fue cancelado en 2013, fue editor del The Weekly Standard , columnista del Washington Post desde 1985 y colaborador diario en el programa de Fox News Special Report with Bret Baier.

A lo largo de su vida, Krauthammer fue cambiando sus ideas políticas. De colaborar con la administración Carter, escribir discursos para su vicepresidente Walter Mondale y colaborar con la revista de izquierdas The New Republic, fue cambiando poco a poco sus ideas hasta convertirse en uno de los comentaristas políticos más celebrados de la derecha, y también uno de los muchos en oponerse a Trump. Este cambio de postura, junto a que siempre había sido considerado un "halcón" en términos de política exterior, lo colocó dentro del grupo de los neoconservadores que tan importantes fueron en la administración Bush.

Entre 2006 y 2012, Libertad Digital tuvo la oportunidad de traducir y publicar muchas de sus columnas. Esta es su carta de despedida:

He estado extrañamente callado durante los últimos diez meses. Pensé que el silencio pronto llegaría a su fin, pero me temo que debo contaros que el destino ha decidido un camino distinto para mi.

En agosto del año pasado me sometí a una operación quirúrgica para extirpar un tumor maligno en mi abdomen. La intervención fue considerada un éxito, pero provocó un aluvión de complicaciones secundarias contra las que he estado luchando en el hospital desde entonces. Ha sido una dura y larga batalla con muchos reveses, pero fui atravesando cada obstáculo con paso seguro, aunque lento, y gradualmente encontrando el camino de vuelta a mi recuperación.

Sin embargo, unas pruebas recientes han mostrado que el cáncer ha regresado. No había ninguna señal del mismo hace sólo un mes, lo que significa que es muy agresivo y se está extendiendo rápidamente. Mis médicos me dicen que la mejor estimación es que me quedan sólo unas pocas semanas de vida. Es el veredicto final. Mi lucha ha terminado.

Quiero darle las gracias a mis médicos y cuidadores, cuyos esfuerzos han sido extraordinarios. A mis queridos amigos, que me han dado toda una vida de recuerdos y cuyo apoyo me ha servido de sostén durante estos meses difíciles. Y a todos mis compañeros en The Washington Post, Fox News, y Crown Publishing.

Finalmente, quiero agradecer a mis colegas, mis lectores y mis televidentes, que han hecho posible mi carrera y han dotado de trascendencia al trabajo de mi vida. Creo que la búsqueda de la verdad y de las ideas correctas a través de un debate honesto y una argumentación rigorosa es una empresa noble. Estoy agradecido de haber tenido un pequeño papel en las conversaciones que han ayudado a guiar el destino de esta extraordinaria nación.

Dejo esta vida sin remordimientos. Ha sido una vida plena y maravillosa, llena con los grandes amores y los grandes esfuerzos que la hacen digna de ser vivida. Estoy triste por marcharme, pero lo hago sabiendo que he vivido la vida que quería.

Su última columna, publicada en agosto en el Washington Post, explicaba con varios ejemplos que los contrapesos constitucionales estaban funcionando perfectamente ante el "test de estrés" que suponía la presidencia de Donald Trump.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios