Menú

Juncker: "Fue más fácil convencer a Madrid que a Londres"

El presidente de la Comisión Europea admite que el acuerdo con Sánchez no modifica ningún documento del Tratado de Retirada.

LD/Agencias
0

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha dicho que la solución hallada para convencer a España de que no bloqueara el acuerdo de salida de Reino Unido garantiza que "ninguna negociación puede darse sobre Gibraltar sin el acuerdo de España", al tiempo que ha dicho que no le sorprendió que el Gobierno español reclamara estas aclaraciones y que se diera con una solución.

"Para muchos observadores que no estaban en las negociaciones fue un momento de última tragedia, pero no fue algo inesperado", ha explicado Juncker a la prensa en Bruselas, a su llegada a la cumbre extraordinaria en la que los jefes de Estado y de Gobierno de la UE darán su respaldo al acuerdo de divorcio negociado entre Londres y Bruselas.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, exigió cambios en el Tratado de Retirada —legalmente vinculante— y en la declaración política sobre el marco futuro de las relaciones, para dejar claro que ningún pacto por negociar entre la UE y Reino Unido tendrá efecto en Gibraltar si no es con el consentimiento previo de España. La solución finalmente acordada no modifica ninguno de estos dos documentos, pero las notas de las actas del Consejo europeo recogerán la exigencia de España.

Una carta del embajador británico ante la UE, en nombre del Gobierno británico, que promete interpretar los acuerdos en el mismo sentido que lo hace el bloque ha sido la otra contrapartida obtenida por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para retirar su amenaza de veto.

Al ser preguntado por si cree que la reivindicación de España era realista, Juncker ha dicho que "no fue realmente una sorpresa" y que se implicó personalmente en "los últimos días y noches" para dar con la fórmula adecuada.

Así, ha explicado que fue "más fácil" convencer a Madrid que a Londres para aceptar la propuesta sobre la mesa para dar claridad jurídica al estatus de Gibraltar, porque se trataba de "garantizar" a España "que nada puede ocurrir en contra de su voluntad". "Un divorcio es un divorcio, un divorcio nunca puede suceder sin pérdidas", ha concluido el jefe del Ejecutivo comunitario.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios