Menú

Nuevo engaño de Castro

La dictadura castrista anuncia que elimina las restricciones para viajes al extranjero: un nuevo engaño porque mantiene otro tipo de controles.

9
La dictadura castrista anuncia que elimina las restricciones para viajes al extranjero: un nuevo engaño porque mantiene otro tipo de controles.
Raúl Castro. | Archivo

Hace unos días, el régimen de Raúl Castro anunció por todo lo alto que eliminaba el procedimiento de solicitud de permiso de salida –conocida como la "carta blanca"– para los viajes al exterior. A través del diario Granma, su boletín oficial, informó de que a partir del próximo 14 de enero de 2013 sólo se exigirá la presentación del pasaporte actualizado y el visado del país de destino, en caso de necesitarlo.

Según el anuncio, "la actualización de la política migratoria tiene en cuenta el derecho del Estado revolucionario de defenderse de los planes injerencistas (sic) y subversivos del Gobierno norteamericano y sus aliados. (...) Por tal motivo, se mantendrán medidas para preservar el capital humano creado por la Revolución, frente al robo de talentos que aplican los poderosos". De esa manera, existen restricciones para algunas profesiones.

Este intento de aligeramiento de las políticas restrictivas no son más que un anuncio al aire ya que el régimen cubano mantiene otros mecanismos con los que controlar el tráfico de personas. Por eso, el hecho de que el régimen mencione la exigencia de un "pasaporte actualizado" es clave. Sin duda, una nueva estrategia para lavar la imagen de la dictadura sin considerar otros aspectos.

Para la disidencia, esta nueva política contiene una serie de "agujeros legales" y una "letra pequeña". La propia Yoani Sánchez señaló a Europa Press que "la ley ha sido muy bien recibida" pero mencionó una serie de "agujeros legales que dependen de la voluntad de las autoridades". La bloguera se refiere en especial al hecho de que el Gobierno aún tiene la capacidad de vetar la concesión del pasaporte cuando existan "razones de interés público".

Por su parte, Elizardo Sánchez, presidente de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN), declaró que en la nueva ley "prevalecen las restricciones y la exclusión de miles y miles de cubanos" y apuntó que se trata de una decisión con fines "puramente mediáticos" y "de muy poco calado".

Estados Unidos también celebró la decisión al ser "consistente con la Declaración Universal de Derechos Humanos" pero se sumó a la dudas acerca de otros procesos. La portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland, dijo que "según hemos entendido, los cubanos que tienen su pasaporte actualizado pero que no tienen permiso de salida, ahora van a estar obligados a renovar el pasaporte". Además, agregó que "la cuestión es si va a haber otros requerimientos que van a seguir restringiendo en la práctica la capacidad del pueblo cubano para beneficiarse de esta reforma migratoria".

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios