Menú

Infierno en Lima

Decenas de delincuentes se enfrentaron a la Policía en una conflictiva zona de Lima para evitar el traslado del principal mercado mayorista.

5
Decenas de delincuentes se enfrentaron a la Policía en una conflictiva zona de Lima para evitar el traslado del principal mercado mayorista.
La violenta jornada dejó dos muertos. | EFE

En los últimos años, pocas veces Lima ha vivido una jornada tan violenta como la que se registró este jueves por la tarde. En el marco de un operativo policial para colocar muros de concreto y así evitar el ingreso de camiones al mercado mayorista de Lima y establecer un cordón de seguridad, decenas de delincuentes, presumiblemente contratados por los comerciantes, se enfrentaron a la Policía dejando un saldo de dos muertos.

El conflicto se remonta a hace varios meses, cuando las autoridades municipales concretaron un plan para trasladar a otro punto de la ciudad el mercado mayorista de la capital peruana. Los comerciantes de La Parada, nombre del actual mercado, nunca aceptaron este plan e iniciaron una campaña para resistir la autoridad municipal. Este jueves, este conflicto llegó a su punto más grave con imágenes tan violentas como crudas: policías en el suelo agredidos y sus caballos con las patas rotas por la brutalidad de los delincuentes.

Según presenciaron los medios de comunicación, los delincuentes y comerciantes esperaron a los cuerpos policiales con armas de fuego fabricadas por ellos mismos, piedras y palos. Muchos de ellos intentaron retirar los bloques de cemento mientras los agentes lanzaron gases lacrimógenos. El resultado fue una auténtica batalla campal. Además, muchos de ellos aprovecharon la confusión para trasladarse al emporio comercial de Gamarra –donde existe un millonario comercio textil– y saquear los comercios.

En el marco de los enfrentamientos, Kenyi Castro Velita, de 32 años de edad, recibió una bala en el abdomen y poco después falleció en el Hospital Dos de Mayo, mientras que otro civil también perdió la vida. Según el diario El Comercio, se trataría de Gino Cárdenas Rivero, de 20 años, quien fue hospitalizado por traumatismo en el hemisferio izquierdo y murió debido a un paro cardíaco. Además, más de cien personas –entre ellos casi 70 policías– resultaron heridos.

El ministro peruano del Interior, Wilfredo Pedraza, confirmó que los manifestantes estaban preparados con armas cortas y largas para enfrentarse a los agentes del orden y que un grupo de delincuentes aprovechó el momento para cometer actos violentos y saqueos en el lugar. Imágenes de televisión de Canal N grabaron el instante en el que un policía antidisturbios cae de un caballo y es brutalmente golpeado por una turba descontrolada. Diarios como El Comercio usaron esta dramática imagen para su portada de este viernes.

Por su parte, la alcaldesa de Lima, Susana Villarán, salió al paso de los que criticaban su gestión por no planificar mejor esta operación policial: "Fue una operación perfectamente planificada, con anticipación, coordinada con la Policía Nacional, con el ministro del Interior y con conocimiento del Primer Ministro y del Presidente de la República. La Policía ha hecho la operación policial, ellos son los encargados, los que saben". Sin embargo, reconoció que "yo soy la responsable, la persona que ha dicho 'esto se tiene que hacer'".

Temas

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios