Menú

El partido de Rousseff… contra Rousseff

El Partido de los Trabajadores (PT) de la presidenta brasileña instó a su militancia a apoyar las protestas.

0

Las protestas, que se repiten desde hace días en decenas de ciudades, tuvieron como detonante un alza de tarifas del transporte, pero han ido sumando innumerables reclamaciones, como la corrupción, la degradación de la salud y la educación públicas y de los servicios en general. Frente a esa presión, que ha movilizado a cientos de miles de personas, varios ayuntamientos anularon el aumento de las tarifas del transporte.

A la revocación del alza se sumó este miércoles la ciudad de Sao Paulo, donde comenzaron las protestas y que tiene como alcalde a Fernando Haddad, del Partido de los Trabajadores (PT), quien se había mostrado reticente a aceptar las demandas del Movimiento Pase Libre, que está a la cabeza de las manifestaciones y se dice ajeno a los partidos políticos.

Tras el anuncio hecho por Haddad, Rui Falcao, presidente del PT, el mismo partido de la presidenta Dilma Rousseff y el exmandatario Lula da Silva, divulgó una nota en la que manifestó su solidaridad con los movimientos sociales que protestan e instó a la militancia del partido a respaldarlas. "El PT saluda las manifestaciones de la juventud y de otros sectores sociales que ocupan las calles en defensa de un transporte público de calidad y barato", dice la nota.

Falcao indicó que "la presencia de afiliados al PT, con sus colores y banderas, en este y todos los movimientos sociales, ha sido un factor positivo para su fortalecimiento e, incluso, para impedir que la prensa conservadora y la derecha puedan influir las agendas de las manifestaciones legítimas".

Cientos de miles en las calles

Pese a la marcha atrás de ciudades como Sao Paolo y Río de Janeiro, al menos 600.000 brasileños salieron este jueves de nuevo a las calles en cerca de 80 municipios para exigir mejores servicios públicos. Como las anteriores, estas últimas manifestaciones fueron convocadas en las redes sociales por movimientos sociales que alegan no ser representados por ningún partido.

La principal manifestación de este jueves fue la de Río de Janeiro, que congregó a cerca de 300.000 personas en la avenida Presidente Vargas, una de las principales vías del centro. El número fue muy superior al de las demás ciudades, ya que la segunda protesta más numerosa fue la de Sao Paulo (110.000), seguida por las de Recife (50.000), Brasilia (25.000), Salvador (20.000), Cuiabá (20.000), Aracajú (20.000), Belo Horizonte (15.000) y Porto Alegre (15.000).

Pese a que la multitud en Río de Janeiro marchó pacíficamente entre la Iglesia de la Candelaria y las inmediaciones de la Alcaldía, la manifestación terminó violentamente cuando un pequeño grupo supuestamente intentó invadir ese edificio. La policía, atacada a pedradas, reprimió a los manifestantes violentos con gases lacrimógenos y protagonizó una verdadera batalla campal que dejó cerca de treinta heridos, entre ellos un periodista.

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD