Menú

Perú: cuando un "tuit" altera el ambiente político

Un desafortunado "tuit" de un congresista peruano genera una enorme expectación y obliga incluso a un desmentido de la presidencia.

1
Un desafortunado "tuit" de un congresista peruano genera una enorme expectación y obliga incluso a un desmentido de la presidencia.
La pareja presidencial peruana, Nadine Heredia y Ollanta Humala. | Foto: Presidencia del Perú.

El pasado miércoles 26, el congresista peruano Yehude Simon publicó en su cuenta de Twitter un mensaje que provocó una gran expectación no sólo en las redacciones de medios de comunicación, sino también en el Congreso y en toda la opinión pública. El mensaje era muy enigmático: "Próximas horas o días podría producirse una bomba política que remecerá país. Ojalá sea sólo un rumor. La bola crece y lo veremos".

Como era de esperar, esto dio luz verde a una serie de especulaciones y rumores, y entre los más repetidos era la supuesta existencia de un hijo del presidente peruano Ollanta Humala fuera de su matrimonio con Nadine Heredia. Otros señalaban que por este caso, la pareja podría divorciarse, lo que finalmente permitiría a la actual primera dama presentarse a las elecciones presidenciales de 2016, algo que por ley tiene prohibido en la actualidad.

Simon declaró el jueves a una radio peruana que Humala debe aclarar el rumor que "corre fuerte" en muchos sectores: "Estas especulaciones vienen desde hace bastante tiempo en embajadas, políticos, incluso medios de comunicación. Es como una crónica de una muerte anunciada, todo el mundo lo sabe, menos el presidente. He venido recibiendo el rumor que el presidente tendría un hijo extramatrimonial", afirmó. Además, dijo asumir toda la responsabilidad de lo que dijo, en función de que la persona que se lo contó "no miente".

La primera reacción gubernamental fue la presidente del primer ministro René Cornejo. Éste dijo que se trataba de una "especulación, una bomba política lanzada para dañar la imagen presidencial" y coincidió con algunas versiones que lo achacaban a la necesidad de "distraer a la opinión pública sobre temas relevantes". Esta misma semana se supo de un informe de una comisión –que en Perú llaman "megacomisión"– que investiga el segundo Gobierno de Alan García (2006-2011) en el que recomendaban enjuiciar constitucionalmente a Simon, que ocupó durante casi un año el cargo de primer ministro durante ese periodo.

Este jueves por la noche, el despacho de la presidencia peruana emitió un comunicado a través de Twitter en el que rechazaba "categóricamente los infames rumores y mentiras, que de manera lamentable se vienen reproduciendo y difundiendo con el objetivo de perjudicar al Jefe de Estado, a la Primera Dama y a su familia". Insiste que "repudiamos firmemente esta campaña psicosocial que no tiene otro fin que crear inquietud y distraer a la población".

Después de estas reacciones y diversas críticas de políticos y periodistas, Simon convocó una rueda de prensa en el Congreso este viernes y se disculpó: "Lo hice de la manera más sana, con el propósito de ayudar a la gobernabilidad del país. Las disculpas al gobierno, al presidente, a su esposa y al pueblo peruano". A las acusaciones sobre un posible encargo del partido APRA de Alan García, el congresista negó "alguna relación con el partido aprista peruano y haber conversado en los últimos días con el expresidente García". Por es, dijo que "mal hacen las personas que piensan que tengo un interés en ocultar o distraer en el tema de la Megacomisión".

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios