Menú

Reino Unido teme un agravamiento del conflicto con Irán

La creciente escalada nuclear de Irán podría desembocar en un conflicto en Oriente Próximo, según Reino Unido.

ld | agencias
0

El ministro de Asuntos Exteriores de Reino Unido, William Hague, ha declarado que la "intensificación" de las tensiones con Irán podría desembocar en un conflicto en Oriente Próximo y ha subrayado que solo puede evitarse si Teherán abandona su programa nuclear.

En una entrevista concedida al diario británico The Sunday Telegraph, Hague ha expresado su preocupación por el hecho de que Irán pueda impulsar una carrera armamentística y ha instado al Gobierno iraní a que negocie una resolución pacífica que atajen las crecientes tensiones.

"Debemos hacer frente a este problema porque Irán se ha embarcado en una ruta que amenaza a toda la región de Oriente Próximo con su (programa) de proliferación nuclear", ha sostenido Hague. "Es un problema de intensificación (del conflicto) lo que tenemos con este programa nuclear y, mientras exista un riesgo, esta crisis se agravará a lo largo de 2012", ha agregado.

No obstante, Hague se ha mostrado partidario de las negociaciones, "siempre y cuando Irán acuda", así como de "unas sanciones más y más fuertes que demuestren que las negociaciones es la única vía para avanzar".

El titular de Exteriores de Reino Unido ha matizado que no aboga por una acción militar contra Teherán, si bien ha repetido un eslógan ya esgrimido por Estados Unidos E Israel: "No descartamos ninguna de las opciones de la mesa a largo plazo". "Creemos en el fortalecimiento de la presión pacífica y legítima sobre Irán y es lo que la gente va a ver más en las próximas semanas", ha puntualizado.

"Tampoco debemos cegarnos con las sanciones, ya que estas políticas no siempre triunfan", ha clarificado. Hague está convencido de que Irán "está situándose en una coyuntura más y más compleja, perdiendo amigos y apoyos en todo el mundo de forma progresiva".

"Su economía está cada vez en una posición más frágil y, por supuesto, será lo que (el Gobierno) haga con el programa nuclear lo que aumentará dichas tensiones y dificultades", ha manifestado Hague.

Estas declaraciones realizadas a la edición dominical del diario británico The Daily Telegraph se producen cuando la UE está cerca de aprobar un embargo que restringirá la compra de crudo iraní durante ocho días, como respuesta a la decisión del régimen de Mahmud Ahmadineyad de acelerar la producción de materiales necesarios para la fabricación de una bomba nuclear.

Durante los últimos días, la tensión ha aumentado de forma considerable. Por un lado, el asesinato de un científico nuclear iraní en un atentado en Teherán ha reavivado las especulaciones sobre una posible intervención de Estados Unidos o de Israel. Por el otro, Washington ha expresado su preocupación por los movimientos realizados por Tel Aviv para emprender un ataque unilateral contra Irán, lo que empujaría a Estados Unidos a entrar en conflicto. Entretanto, el Gobierno hebreo no cede en su férrea convicción de que una amenaza militar norteamericana es una condición 'sine qua non' para que Teherán, de forma definitiva, abandone su programa nuclear.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 1 comentarios guardados

    Servicios