Menú

Ahmadineyad pone en duda por enésima vez el Holocausto judío

El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, afirmó hoy en Shanghai que la palabra "sanciones" debería ser eliminada del discurso político internacional, poco después de reunirse en esa ciudad con su homólogo chino, Hu Jintao. Como ya es habitual, el presidente iraní puso en duda el genocidio sufrido por el pueblo judío. Según dijo, el Holocausto nazi es "un tema que ha influido en muchas ecuaciones políticas y diplomáticas en el mundo", y que "debe ser investigado por grupos independientes e imparciales". Ahmadineyad llegó incluso a equipararlo con la situación de los palestinos.

0
Mahmud Ahmadineyad.
L D (EFE) Ahmadineyad expuso en una rueda de prensa que las sanciones "no deberían ser usadas para humillar e imponer su visión (de Occidente) a otros países del mundo" y recordó que "es responsabilidad de todos cambiar el discurso mundial, basado en la intimidación".
 
El presidente iraní añadió que esto "sólo se puede conseguir regresando a la justicia y a los valores espirituales", y señaló que lo que se debería estar discutiendo en realidad es "por qué unos países quieren imponer su visión a otros". "Déjenme recordar que aquel que crea problemas a los demás es el primero en verse en problemas", afirmó. Además señaló que si los países occidentales cambiasen su comportamiento hacia el resto "no existiría la crisis nuclear".

Ahmadineyad no quiso adelantar la postura iraní sobre la oferta de los cinco países del Consejo de Seguridad de la ONU más Alemania (5+1) para volver a las negociaciones, limitándose a señalar que supone "un paso adelante" en la resolución del conflicto. El líder iraní tampoco reveló detalles de su reunión con el presidente Hu.
 
No faltaron las palabras de desprecio y odio a los judíos que acostumbra a pronunciar en cada una de sus peroratas el siniestro presidente iraní. Aunque comenzó señalando que "nosotros defendemos los derechos de todos los seres humanos, y a este respecto, no hay diferencias para nosotros entre judíos, cristianos y musulmanes. Todos ellos son respetables, tienen su propia voz y una dignidad que debe ser respetada", señaló. A continuación,  dijo que el Holocausto nazi es "un tema que ha influido en muchas ecuaciones políticas y diplomáticas en el mundo", y que "debe ser investigado por grupos independientes e imparciales".

El presidente iraní hizo estas declaraciones después de su reunión con el presidente chino, Hu Jintao, como parte de sus encuentros bilaterales en la cumbre de la Organización de Cooperación de Shanghai (OCS), de la que Irán es país observador. La OCS, formada para promover la integración en Asia Central, está formada por Rusia, China, Kazajistán, Tayikistán, Uzbekistán y Kazajistán, y son países observadores Irán, la India, Pakistán y Mongolia.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco