Menú

Así mató Marruecos a un saharaui de origen español

La fotografía de su cadáver ha dado la vuelta al mundo, testimoniando de la violencia desplegada por las fuerzas de seguridad marroquíes en los disturbios del pasado lunes. Hemos visto su rostro, como reflejo desconocido del horror. Esta es la historia detrás del nombre de Baby Hamday Buyema.

BÁRBARA AYUSO
0

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

"España es cómplice de lo ocurrido en el Aaiún" Los protagonistas

Ponlo en tu web

Copia el código HTML para insertar el audio ""España es cómplice de lo ocurrido en el Aaiún"" en tu blog, página web o en un foro. Puedes cambiar el ancho antes de copiar y pegar el código.

Ancho:

Código:

×

No puede escuchar el directo

Tiene alguna extensión del navegador que está bloqueando la reproducción, seguramente un bloqueador de anuncios. Desactívelo si quiere escucharnos.

×

La violencia estallaba el pasado lunes en El Aaiún, y con ella cundía el caos. Con las comunicaciones cortadas en el campamento de Gdeim Izik, las informaciones eran confusas y los escasos testigos que permanecían en la batalla del Sáhara descartaban los "enfrentamientos leves" y ya apuntaban a varios muertos, fundamentalmente saharauis.

El Polisario y la diplomacia de Rabat se enredaban en la guerra de cifras sobre los fallecidos, en una letanía en la que Marruecos se resistía a aceptar muerto alguno, y la versión saharaui elevaba el número por momentos. Pero una fotografía marcó un punto de inflexión. Diversas ONG sitas en territorio del Sahara occidental distribuyeron a las redacciones fotografías sobre los altercados, y entre ellas, el rostro de Baby Hamday Buyema. "Uno de los saharauis muertos a manos de Marruecos" rezaban escuetamente las informaciones.

La crueldad de la imagen obligó a Rabat a modificar su estrategia informativa, y poco tiempo después, confirmaba una única víctima civil saharaui: Baby Mahmoud Gargai. El nombre tenía una evidente similitud al fallecido de la fotografía, pero era arriesgado aún cualquier paralelismo.

Hasta hoy. Finalmente, la familia ha confirmado que se trata de la misma persona, Baby Hamday Buyema, nacido en El Aaiún cuando aún era la provincia 53 de España. A través de la Ajintem Derechos, confirman a LD la identidad, contando la historia que Marruecos ha intentado ocultar.

Así murió Baby Hamday Buyema

Este saharaui de 35 años y de origen español, viajaba el pasado día 8 en un autobús procedente de la empresa de fosfatos para la que trabajaba como ingeniero eléctrico. El vehículo fue interceptado por las fuerzas de seguridad marroquíes- en concreto el cuerpo especial GUS, creado para esta zona en conflicto- en las calles de El Aaiún, ya entregadas a la batalla campal.

Según la familia, Baby fue obligado a bajar del autobús "con extrema violencia" y fue atropellado brutalmente con uno de los furgones de la Policía. Él era el único saharaui del vehículo. Los testigos sostienen que el vehículo pasó varias veces por encima de él, hasta acabar con su vida.

Pero no sólo su rostro –inmortalizado para siempre en esa fotografía- ha abierto los ojos a la opinión internacional. También el calvario de su muerte, que ahora está en Youtube. En los vídeos, se acierta adivinar el infierno sufrido por Baby hasta que perdió la vida, ya que puede apreciarse a varias personas tratando de socorrerle, sin éxito.

La crueldad fue tal, que los agentes marroquíes expoliaron después su vehículo – que tenía matrícula alemana- y su documentación, según ha declarado la familia, que intenta despalzarse a El Aaiún desde Alicante para la exhumación, donde se encuentra Baby, en la morgue de un hospital. Pero antes, Rabat debe autorizar su entrada.

Baby Hamday Buyema tenía dos hijos: Saad de 4 años y Aya, una niña de 2. Marruecos cambió su nombre original con la salida de España de la capital del Sáhara occidental, pasando a denominarle Baby Mahmoud Gargai.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 19 comentarios guardados

    Servicios