Menú

Bush dice que hablará con Rusia y China para "aislar" al régimen iraní

Después del último informe de la agencia nuclear de la ONU, que confirma que Irán hace oídos sordos a las advertencias internacionales y sigue adelante con su programa nuclear, el presidente de EEUU quiere endurecer las sanciones al régimen iraní, que a tenor de los acontecimientos son claramente insuficientes. Coincidiendo con las últimas amenazas de Ahmadineyad a Israel, Bush ha dicho que tratará el tema con Rusia y China para lograr aislar al régimen de Teherán.

0
L D (EFE) En una rueda de prensa en Washington, Bush dijo que "tenemos que fortalecer el régimen de sanciones". El presidente de EEUU señaló que discutirá el asunto con sus homólogos de Rusia, Vladimir Putin, y de China, Hu Jintao, para que entiendan "que un Irán con una arma nuclear sería increíblemente desestabilizador en el mundo". "Les interesa que colaboremos para seguir aislando al régimen" iraní, añadió el presidente, quien indicó que EEUU trabajará con Europa para "establecer nuevas sanciones" contra Teherán.

La Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) envió el miércoles al Consejo de Seguridad de la ONU un informe que mantiene que Irán ha intensificado el enriquecimiento de uranio. Precisamente el miércoles se cumplía el plazo dado por ese órgano en una resolución adoptada el 24 de marzo para que Irán suspendiese ese programa.

Los iraníes "continúan desafiando las demandas del mundo libre –dijo Bush–. El mundo ha hablado y ha dicho: No a los programas nucleares armamentistas. Y sin embargo continúan haciendo caso omiso a estas demandas", agregó.

En una muestra de fuerza, EEUU ha realizado ejercicios militares en las cercanías de las aguas territoriales de Irán, en el golfo Pérsico, con una flota de dos portaaviones y otros barcos, que tienen una tripulación de 17.000 marineros y soldados. Por su parte, Irán ha detenido al menos a cuatro estadounidenses que trabajaban en su territorio. Bush señaló que esas detenciones son "inaceptables". "Hemos dejado claro al gobierno iraní que la detención de almas estadounidenses buenas y decentes que están allí para ser ciudadanos que contribuyen a la sociedad no es un comportamiento aceptable", dijo. El último detenido es Kian Tajbakhsh, quien trabaja para la organización no gubernamental "Open Society Institute", según se supo el miércoles.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios