Menú

DOCUMENTO: El complejo sistema electoral de Irlanda del Norte

Los norirlandeses, que acuden este miércoles a las urnas, disponen de un complejo sistema de representación proporcional con transferencia de voto. Este intrincado sistema, que sólo se aplica en Malta y en la República de Irlanda, retrasa normalmente el anuncio de los resultados hasta dos días después de que se produzca la votación.

0
L D (EFE) El recuento de votos no comienza sino hasta la mañana siguiente (en este caso el jueves) del día de las elecciones para que al mediodía se de a conocer los primeros resultados oficiales de algunas de las 18 circunscripciones de la provincia.
 
El objetivo de este sistema es lograr una representación proporcional de las preferencias de los votantes, al contrario que el sistema aplicado en otros países, por el que el candidato más votado en cada circunscripción, aunque sea por la diferencia de unos pocos votos, es el triunfador único. De esta manera, se trata de garantizar una representación equilibrada de católicos-nacionalistas y protestantes-unionistas en la Asamblea autónoma norirlandesa.
 
Por esos motivos, la buena gestión del sufragio ha vuelto a adquirir importancia en estos comicios ya que el electorado puede distribuir su voto entre candidatos rivales a fin de bloquear la ascensión de otro candidato menos deseado. Así, es posible que algunos de los unionistas-protestantes den parte de su voto a los moderados nacionalistas-católicos, para impedir, por ejemplo, que el Sinn Fein sume escaños en una determinada circunscripción.
 
Cada circunscripción en Irlanda del Norte designa a seis miembros para la Asamblea autónoma, que está compuesta por 108 diputados. El votante recibe una papeleta con la lista de candidatos, enumerados por orden alfabético, en la que debe señalar la casilla de su elegido con el número "1". Si lo desea, puede designar a un segundo candidato con el número "2" y así sucesivamente, de manera que su voto podrá ser utilizado, según las normas de transferencias, tantas veces como sea necesario.
 
Para resultar elegido, el candidato debe alcanzar una cuota o mínimo de votos necesarios que garanticen la elección. En Irlanda del Norte, el número de votos válidos se divide entre siete para obtener la cuota necesaria para ser elegido. Los candidatos que superen esa cuota en el primer recuento quedan automáticamente elegidos, mientras que para decidir quiénes completarán la lista de escaños por esa circunscripción es necesario proceder a un nuevo recuento. Entonces, el número de votos por encima de la cuota que hayan recibido los ya elegidos se distribuye entre los demás de acuerdo con las segundas preferencias que figuren en las papeletas. Los candidatos menos populares quedan eliminados progresivamente y sus votos se distribuyen entre las segundas preferencias.
 
Los recuentos terminan cuando seis candidatos han sobrepasado la cuota o son los que quedan cuando los demás han sido eliminados. Lo normal es que este sistema obligue a efectuar cerca de nueve recuentos, aunque esta cifra podría ampliarse hasta 18 si se producen impugnaciones por parte de los interventores.
 

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco