Menú

'El País' queda en evidencia en su campaña contra Sarah Palin

En su afán de desacreditar a Sarah Palín, El País queda en evidencia al tachar de antisemita una expresión que en realidad critica el antisemitismo.

0

Desde que se produjo el tiroteo de Arizona medios como El País han lanzado una campaña de acoso contra Sarah Palín y el Tea Party y les han llegado a apuntar casi como responsables de la matanza de Tucson.

En su intento de desacreditar a la política republicana, el diario de Prisa echa más leña al fuego y afirma que Palin utilizó una frase antisemita para contestar a los que atacan el Tea Party y su posible influencia en el tiroteo. Resulta que la congresista demócrata herida de gravedad es judía, lo que ha sido utilizado en el artículo para atacar a la dirigente del Partido Republicano.

La política estadounidense afirmó en un vídeo que "los periodistas y los analistas no deberían fabricar un libelo de sangre que solo sirve para incitar el odio y la violencia que pretenden condenar".

Pues bien, el artículo de El País utiliza esta frase para criticar duramente la utilización del término "libelo de sangre", "frase históricamente utilizada para justificar el antisemitismo", dice. Además, añade que "es uno de los pretextos ancestralmente utilizados para justificar la persecución y los pogromos judíos".

El origen de esta frase, en efecto, está en la creencia extendida especialmente en la Edad Media de que los judíos realizaban crímenes para emplear la sangre humana durante sus rituales religiosos. Pero precisamente la expresión "libelo de sangre" se ha usado como una condena de esas acusaciones como mero antisemitismo, es decir, se emplea precisamente para rechazar los escritos que calumnian a los judíos, como indica el blog Contando Estrelas.

Así, El País entra en contradicción puesto que no es lógico que acuse de antisemitismo a Palin por hablar de "libelo de sangre", ya que la expresión se emplea para denunciar el antisemitismo. No es el único. RTVE, la televisión que todos pagamos con nuestros impuestos, también se ha apuntado a la fiesta.

Para más inri, haciendo una rápida búsqueda en internet sobre este término en inglés se muestra que el Gobierno de Israel utiliza hasta en 96 ocasiones "libelo de sangre". En sus citas a esta expresión, Israel se refiere a los artículos que tienen intenciones antisemitas. La expresión, aunque rara vez empleada en castellano, sí es muy habitual en el discurso político en Estados Unidos. De hecho, el día antes de ser empleada por Palin fue utilizada por Glenn Reynolds en un artículo sobre el Wall Street Journal para denunciar la campaña de mentiras en su contra tras la matanza de Tucson.

Palin era acusada de ser demasiado proisraelí

El profesor de Harvard Alan Dershowitz, conocido militante demócrata y estudioso del antisemitismo, ha emitido un comunicado en defensa de la republicana Palin:

La expresión "libelo de sangre" ha tomado un significado metafórico muy amplio en el discurso público. Pese a que sus orígenes históricos se encuentran en las falsas acusaciones de base teológica contra los judíos, su uso actual es mucho más amplio. Yo mismo lo he empleado para describir las falsas acusaciones del Informe Goldstone contra el Estado de Israel. No hay nada impropio ni desde luego nada antisemita en el uso que ha hecho Sarah Palin para describir lo que razonablemente cree que son falsas acusaciones de que sus palabras o imágenes pueden haber provocado a un individuo perturbado a matar. El hecho de que dos de las víctimas fueran judías es completamente irrelevante a la hora de juzgar la propiedad con que se ha utilizado esta expresión tan ampliamente utilizada.

Además, como suele suceder en las campañas de difamación de la izquierda, lo importante es criticar a toda costa, ya sea por algo o por su contrario. Así, hasta que Palin pronunció la expresión "libelo de sangre" ha llegado a ser acusada de tener "dos lealtades", debido a su defensa cerrada de Israel –tenía una bandera israelí en su despacho como gobernadora de Alaska– y su lucha por su existencia como Estado democrático rodeado de dictaduras.

En Internacional

    0
    comentarios
    Acceda a los 22 comentarios guardados

    Servicios