Menú

"Ike" deja treinta muertos e importantes daños a la industria petrolera a su paso por Texas

El paso del huracán "Ike" por Texas ha dejado treinta muertos, cientos de heridos y miles de evacuados. En la isla de Galveston, que resultó directamente afectada por el enorme fenómeno meteorológico, las autoridades han informado que se avecinan graves problemas de salud. Las grandes olas y los fuertes vientos de "Ike" dañaron también varias plataformas petroleras instaladas en el golfo de México. El presidente de EEUU, George Bush, sobrevoló la zona afectada y prometió una urgente ayuda federal para las millones de personas que viven en áreas de Houston y que aún permanecen sin electricidad y agua potable.

0
"
LD (Agencias) La cifra de muertos por el paso del huracán "Ike" por zonas de Texas ha crecido a treinta, según han informado fuentes oficiales encargadas de recopilar datos sobre los daños ocasionados por las enormes olas y los fuertes vientos. Los equipos de rescate y protección civil aún mantienen los operativos.
 
El presidente de EEUU, George Bush, ha sobrevolado las zonas dañadas en el área de Houston y prometió enviar ayuda federal urgente a los millones de afectados que aún permanecen sin agua potable y electricidad. "Es una difícil situación en la costa", comentó Bush en un aeródromo antes de ver las áreas afectadas. El Gobierno federal pagará la remoción de los escombros y otros trabajos de recuperación, añadió.
 
De acuerdo con los organismos de Gobierno encargados del recuento de las víctimas mortales, veinte cuerpos han sido recuperados en los condados de Galveston y Brazoria. En el condado de Harris, que incluye la ciudad de Galveston, se han confirmado otros diez muertes.
 
Varios medios de comunicación estadounidenses informaron que en la isla de Galveston se calcula que aún quedan entre 250 y 300 personas aún permanecen varadas en la aislada península Bolívar, una franja de tierra en la que "Ike" destrozó hileras de hogares ubicados en la playa.
 
Respecto a los daños en la infraestructuras petroleras, las autoridades del Departamento de Energía explicaron los daños se concentran en varias plataformas ubicadas en el golfo de México. Así, las compañías se preparaban para reiniciar las operaciones en catorce refinerías de Texas y Luisiana que permanecían cerradas por la tormenta.
 
Regresando a Galveston, funcionarios del Gobierno local han advertido de una posible crisis sanitaria debido a la falta de agua limpia y anunciaron una política para permitir a los residentes que "miren y se vayan" si quieren ver cómo quedaron sus casas. También pidieron a las aproximadamente quince mil personas que se quedaron en sus hogares durante la tormenta que abandonaran el lugar.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation