Menú

Los nacionalistas se imponen en las elecciones al Parlamento de Escocia

Los nacionalistas escoceses de Alex Salmond son los vencedores de las elecciones autonómicas celebradas el jueves en Escocia. En una histórica victoria, el Partido Nacionalista Escocés (SNP) obtuvo 47 escaños frente a los 46 de los laboristas, al término del recuento oficial de votos. El Parlamento de Edimburgo estaba bajo control de los laboristas desde su creación en 1999. El SNP había anunciado su intención, si lograba el gobierno regional, de convocar en el 2010 un referéndum para decidir la escisión de Escocia del Reino Unido.

0
Los nacionalistas escoceses de Alex Salmond son los vencedores de las elecciones autonómicas celebradas el jueves en Escocia. En una histórica victoria, el Partido Nacionalista Escocés (SNP) obtuvo 47 escaños frente a los 46 de los laboristas, al término del recuento oficial de votos. El Parlamento de Edimburgo estaba bajo control de los laboristas desde su creación en 1999. El SNP había anunciado su intención, si lograba el gobierno regional, de convocar en el 2010 un referéndum para decidir la escisión de Escocia del Reino Unido.
"
L D (EFE) Los laboristas, que gobernaban la pasada legislatura en coalición con los liberal-demócratas, gozaban de mayoría en el Parlamento autonómico desde su establecimiento en 1999 con el proceso de devolución de competencias promovido por el Gobierno Blair. Los liberal-demócratas, que pueden tener la llave de futuras coaliciones de gobierno, se alzaron con dieciséis escaños, frente a los diecisiete de los conservadores y los tres logrados por otras fuerzas políticas.

Los nacionalistas escoceses cumplieron los pronósticos y arrebataron al partido del primer ministro británico, Tony Blair, uno de sus feudos históricos, aunque la victoria ha sido más ajustada de lo que predecían los sondeos.
"Escocia ha elegido un nuevo camino político. Este es un momento histórico", dijo Salmond, cuyo partido ha logrado en las elecciones celebradas este jueves poner fin a ocho años de mayoría laborista en el Parlamento autonómico escocés, desde su constitución en 1999. "Podrá haber gobiernos laboristas y ministros principales laboristas en las próximas décadas, pero nunca de nuevo veremos al Partido Laborista asumir que tiene un derecho divino a gobernar en Escocia", añadió.
 
Antes de que se conocieran los datos finales de escrutinio, Salmond, aseguraba este que el Partido Laborista había perdido "la autoridad moral para gobernar en Escocia". Nada más ganar su escaño en el Parlamento de Edimburgo, Salmond, que arrebató la circunscripción de Gordon a los liberal demócratas (tercera fuerza del país), ya dijo que corrían "vientos de cambio" en toda Escocia. El líder del SNP no las tenía todas consigo para lograr su escaño, ya que se presentaba por una circunscripción donde su partido no era el favorito, en vez de hacerlo en un feudo nacionalista o una lista regional. De los 129 escaños del Parlamento de Edimburgo, 73 corresponden a los representantes de circunscripciones y 56 a los de las ocho regiones en que está dividida la región.

Tras un recuento muy ajustado, el SNP registró en las últimas horas un importante avance y ha acabado sumando veinte escaños a su actual representación en el Parlamento escocés, que es de 27 diputados, mientras que los laboristas han perdido cuatro escaños.

El escrutinio se ha visto ensombrecido por una serie de problemas que pueden haber obligado a invalidar hasta 100.000 papeletas. La Comisión Electoral informó de que ha abierto una investigación "con efecto inmediato" sobre el caos registrado, que se atribuye a fallos técnicos, la confusión sobre como rellenar las papeletas de voto y problemas con los votos por correo.

Salmond anunció que si su partido ganaba las elecciones, llevaría a cabo una investigación judicial independiente "con poderes plenos" sobre el "atropello" que supone que unos 100.000 escoceses hayan visto negado su derecho democrático al voto.

Casi cuatro millones de personas estaban llamadas a las urnas en Escocia, donde se votó también para renovar las 32 autoridades locales de la región, que suponen un total de 1.222 cargos de concejal.
 
También se han celebrado elecciones autonómicas en Gales y municipales en Inglaterra, donde los laboristas han encajado una derrota menor de lo que pronosticaban los sondeos. El primer ministro británico, Tony Blair, destacó que el no ha sufrido una "derrota aplastante" como los comentaristas habían anticipado y consideró que los resultados electorales en Escocia, Gales e Inglaterra ponen de manifiesto que los laboristas pueden ganar los próximos comicios generales, previstos para 2009/10.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation