Menú

Piden la extradición a Guatemala de Máximo Cajal mientras Moratinos defiende su “excelente labor”

Familiares de María Rivas de Anleu, ex secretaria del embajador español Máximo Cajal, muerta durante el asalto a la Embajada en Guatemala en 1980, demandaron este lunes la captura y extradición del diplomático. El viudo de la víctima dijo que cuenta con "suficientes evidencias" que demuestran que Cajal permitió el asalto. Cajal es el representante personal de Zapatero en la ONU para la Alianza de Civilizaciones y  Moratinos ha defendido " en nombre del Gobierno" su “excelente labor” en Guatemala.

0
Máximo Cajal.
L D (Agencias) El 31 de enero de 1980 un grupo de campesinos del departamento occidental de Quiché, acompañados por estudiantes y obreros, ocupó la Embajada española para pedir el cese de la violencia gubernamental que azotaba a esa zona indígena del país. Horas después de la toma, la Policía ingresó por la fuerza al inmueble y se produjo un incendio del que sólo Cajal salió con vida. El origen del fuego ha sido desde entonces motivo de controversia.
 
En el incendio fallecieron, entre otros, el cónsul español Jaime del Arbol, el ex vicepresidente de Guatemala, Eduardo Cáceres, el ex canciller Adolfo Molina, la secretaria de Cajal, María Rivas de Anleu, y Vicente Menchú, padre de la Premio Nobel de la Paz 1992, Rigoberta Menchú Tum.
 
Asesorado por el abogado Walter Robles, Anleu presentó este lunes ante un juzgado de Guatemala una demanda penal en contra de Cajal, a quien acusa de los delitos de "plagio, incendio agravado, estrato y asesinato múltiple", por los que pide se ordene su captura y extradición para que sea juzgado en el país por esos hechos. "Yo lo que busco es justicia. Mi esposa era asistente de Máximo Cajal, y ella me llamó (por teléfono) para decirme que él (Cajal) había permitido el ingreso de los campesinos" a la sede diplomática, aseguró Anleu minutos después de entregar la demanda ante el juzgado guatemalteco.

El abogado de la familia de Rivas, Walter Robles, pretende demostrar que Cajal planificó el hecho y "se preocupó de reunir a personalidades como el ex vicepresidente Eduardo Cáceres Lehnoff y el ex canciller Adolfo Molina Orantes, para darle notoriedad al hecho". "El permitió el ingreso de campesinos y estudiantes a sabiendas de que iban en el grupo de personas que tenían intenciones políticas y que iban armadas y llevaban sustancias inflamables", señaló Robles.
 
El abogado sostiene que Cajal buscaba reclamar la atención internacional sobre las demandas de los campesinos a través de la ocupación de la sede diplomática. La demanda abarca también a funcionarios de la administración del entonces presidente, general Romeo Lucas. Muchos de los campesinos que tomaron la legación eran miembros del Comité de Unidad Campesina, que tenía vínculos con el Ejército Guerrillero de los Pobres.
 
Entre quienes entraron a la Embajada y posteriormente fallecieron estaba Vicente Menchú, padre de la premio Nobel de la paz 1992, Rigoberta Menchú. Cajal ha rechazado cualquier responsabilidad en el incendio que destruyó la embajada. La demanda contra Cajal llega semanas después que la Audiencia Nacional española admitiera para su trámite una acción judicial contra el ex dictador Efraín Ríos Montt y otros militares guatemaltecos por delitos de genocidio, tortura y terrorismo de estado. Dicha acción penal está planteada por la Fundación Rigoberta Menchú. La demanda de Menchú se extiende a Donaldo Alvarez Ruiz, entonces ministro de gobernación y actualmente prófugo de la justicia internacional, después de que desapareciera de su domicilio en México tras conocer de una orden de captura emitida por el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska.
 
Moratinos defiende la “excelente labor” de Cajal en Guatemala
 
El ministro español de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, ha salido rápidamente en defensa de Máximo Cajal . "Como siempre en estos casos hay que decir que habrá que esperar a la posición de la justicia pero le puedo adelantar en mi nombre y en el del Gobierno español que el embajador Cajal hizo una excelente labor en Guatemala" dijo Moratinos a la agencia Efe.

 Moratinos añadió que "el embajador Cajal arriesgó su vida en defensa de los Derechos Humanos y tiene el apoyo de España, de Guatemala y de los guatemaltecos". El ministro español hizo esta declaración en una comparecencia ante la prensa al concluir una serie de reuniones con el secretario general, Kofi Annan, y otros altos funcionarios de la ONU con motivo de la celebración del sesenta aniversario de la organización.

 

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco