Menú

Uribe podría obtener un respaldo parcial a su referéndum pese a la elevada abstención

El referendo político en Colombia, convocado por el presidente Álvaro Uribe, no ha motivado a los ciudadanos. La abstención se cifra alrededor del 75 por ciento, lo que podría invalidar la consulta. Sólo algunas de las medidas contempladas en el referéndum, concretamente las referidas a la corrupción política y a las prácticas de los políticos, podrían obtener el apoyo suficiente como para quedar aprobadas.

0
L D (EFE) En el momento de la suspensión del recuento de los votos, a las siete de la mañana del domingo (hora española), ninguna de las 15 preguntas formuladas en la enorme papeleta electoral había llegado al umbral establecido en el 25 por ciento del censo electoral vigente, es decir 6.267.443 sufragios de los 25.069.773 de potenciales votantes.

La abstención pasiva, promovida durante la campaña al referendo por los opositores a la consulta, llevó a que muchos ciudadanos simplemente no concurrieran a los colegios electorales. La abstención activa se manifestó en los votantes que fueron a las urnas, pero decidieron no marcar algunas de las preguntas, decisión que, según la Corte Constitucional, significa abstención.

Mejora de las costumbres políticas

El presidente Uribe esperaba reformar la Carta Política de 1991 recurriendo al pueblo colombiano para que decidiera sobre una serie de mecanismos para mejorar las costumbres políticas, estableciera nuevas actuaciones contra la corrupción en el Estado, y aceptara medidas de ajuste fiscal acordado con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Por los datos del recuento, aún inconcluso, las propuestas que pueden llegar al umbral, y de hacerlo quedarían aprobadas, tienen que ver con la muerte política de los corruptos, el voto nominal y público, la eliminación de los suplentes en las corporaciones de elección popular, los límites a las altas pensiones y la eliminación de los regímenes especiales de jubilación en el sector público.

Propuestas de carácter económico

Las propuestas con efecto fiscal, que fueron introducidas en el texto del referendo tras presentarlas en el poder Legislativo, obtienen, en promedio, una mayor votación que las destinadas a combatir la corrupción. Sin embargo, es posible que las reformas que buscan un ahorro fiscal no pasen en el referendo, lo que implicará que el Gobierno, que anunció una nueva reforma tributaria, deba replantearla para compensar lo que se dejara de ahorrar por el resultado adverso del referendo.

Al menos y como consuelo para el mandatario, en la capital colombiana, Bogotá, la mayor concentración de sufragantes del país, se aprobaron las 15 propuestas con una votación del 30 por ciento, al igual que en la tierra de Uribe, el departamento de Antioquia.

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios